Valeria Palacios, directora Programas de Startups en InterSystems Chile: «Los dolores en la escena healthtech están relacionados, principalmente, con las barreras de entrada»

306 vistas
lectura 11 mins

Tekios conversó con la directora de Programas de Aceleración Corporativa, Alianzas y Startups, de InterSystems Chile, para conocer su mirada sobre los desafíos y oportunidades a las que se enfrentan las startups healthtech en el país sudamericano.

-¿Cómo describirías la escena healthtech en Chile? 

-La escena healthtech en Chile es una de las más activas en torno a las distintas áreas de innovación y, al mismo tiempo, es la que enfrenta más obstáculos en el país. Estos obstáculos tienen que ver, principalmente, con temas regulatorios y culturales; luego se desprenden las complejidades que se comparten en las distintas esferas relacionadas con la educación que tenga el mercado respecto de la innovación. 

Por ejemplo, la industria financiera tiene una velocidad distinta de adopción de innovación si se la compara con la del área de la salud; aún mayores son las diferencias si hablamos de salud pública, ya que es más lenta por la baja educación sobre innovación y la casi inexistencia de personas que la ejecuten. Por tanto, la salud es un nido de muchas innovaciones importantes, pero no existen los incentivos necesarios, y los desafíos son mucho mayores en comparación a la innovación en otras áreas. 

-Pero hay avances…

-Sí, también, se han desarrollado avances e iniciativas importantes que de alguna manera han facilitado procesos vinculados al acceso a financiamiento, acceso a datos y activación del ecosistema. Sin embargo, estos desarrollos no son suficientes, porque en realidad los aspectos regulatorios son los más limitantes y con esto se hace referencia a temas organizacionales que frenan la innovación. Por ejemplo, no hay un departamento a cargo, no hay organizacionalmente cargos ni incentivos que permitan que el desarrollo de determinadas innovaciones sea más acelerado o entren efectivamente en el mercado de la salud.

En Chile hay muchos proyectos que se han desarrollado, existe una gran cantidad de iniciativas de incubación, con apoyo de fondos fiscales, y con articulación público-privada, pero lamentablemente el desafío de entrada es tan alto, que finalmente los que buscan que estas innovaciones entren son las empresas privadas.

-Con ese escenario al frente, ¿qué proyección ves para la escena healthtech chilena?

-Creo que la escena healthtech tiene proyecciones importantes y hay dos puntos que hay que visualizar o tomar en consideración: en primer lugar, que las organizaciones de salud públicas y privadas, a partir del catalizador importante que fue el Covid-19 o incluso más allá de esta, comprendieron que la tecnología es una herramienta fundamental para poder materializar estrategias de optimización de servicios, y como resultado, optimización de costos y mejoramiento del outcome de los pacientes. Esto tiene que ver con la adopción de distintos sistemas que van más allá del Registro Clínico Electrónico, entendido que el Registro Clínico Electrónico es un elemento base o fundamental.

Más arriba vienen temas que están relacionados con la visualización de datos a nivel macro, y desarrollos que tienen algún uso en particular en distintas contingencias. Por ejemplo, InterSystems tiene el caso del Hospital Militar, donde el Registro Clínico Electrónico que tienen, que es el nuestro, les permitió hacer una planificación de la demanda de camas Covid; esta información no te la entrega cualquier herramienta. 

En este sentido, las organizaciones, que son quienes brindan u organizan la prestación de servicios de atención a nivel público-privado, entendieron que el registro clínico no es lo único y que en el fondo la adopción de la tecnología es una herramienta que tiene una potencialidad que repercute en la salud de los pacientes, en la gestión de los recursos y en el mejoramiento de los resultados.

Por otro lado, este proceso de aumento de uso de tecnología tiene que estar apoyado por temas regulatorios que no están vinculados necesariamente con una ley de interoperabilidad, como en Colombia; o la existencia de una ley de registro clínico. Más bien tiene que ver con la entrega de facultades a estas organizaciones de salud para comprar distintas tecnologías.

-¿Los dolores de la escena healthtech se agudizaron con la pandemia?

-Los dolores en la escena healthtech están relacionados, principalmente, con las barreras de entrada que están delimitadas por temas organizacionales, presupuestarios y regulatorios. En segundo lugar, están las barreras asociadas a fallas del ecosistema, que yo traduzco como fallas en los procesos de interacción entre los distintos actores. 

Cuando una persona o empresa presenta una innovación que es ultra disruptiva y empieza a desarrollarla satelitalmente, lo que provoca es que se termina incorporándola a la fuerza al sistema. Por ejemplo, si de un día para otro todos empiezan a utilizar una aplicación de salud para registrar todos los datos, de alguna manera y teniendo en cuenta que es algo de uso masivo y que guarda datos importantes, las autoridades sentirían la necesidad de incorporar esos datos a los registros clínicos de las personas, que están alojados en los establecimientos.

-¿InterSystems trabaja con healthtechs y centros de salud? ¿Qué extraen de esa relación?

-InterSystems tiene un ecosistema de emprendimientos en salud basado en su tecnología, que se ha ido desarrollando ampliamente en los últimos años, donde uno de los principales atributos de valor que le entrega a las startups es el conocimiento que se tiene de la industria y la tecnología. Sin embargo, es tecnología con un sentido bien particular, que es habilitante de dos cosas: la incorporación de la empresa o la startup en la compañía en la que busca brindar servicios y, por otro lado, la escalabilidad.

-¿Cómo las healthtechs están ayudando a hospitales, centros de salud y clínicas a acelerar su digitalización, los procesos en línea, a entregar mejor atención al paciente y lograr un mejor desempeño o performance del equipo médico, etc.? ¿Qué ejemplos puedes citar?

-Las healthtechs tienen una mirada innovadora sobre cómo resolver un desafío que enfrenta una organización. Por ejemplo, Eniax o Med360 lo que buscan es disminuir el no-show, que es cuando un paciente no va a una cita de especialidad, situación que tiene un valor en términos de costo y gestión muy alto en la salud pública, que golpea también al tema de las listas de espera. Por tanto, ayudan a hacer eficientes los procesos, a ahorrar costos y facilitar lo que se conoce como “el viaje del paciente”. Esto consiste en que, si un paciente necesita pedir una hora médica, no tenga que llegar a las 6:00 a. m. al consultorio para agendarla, sino que pueda hacerlo a través de una llamada, aplicación o que proactivamente lo llamen del centro médico para agendarla, porque es un paciente que está dentro de un programa y ese programa lo hace sujeto de distintos servicios. Otro ejemplo es que te permite ver de forma centralizada la oferta de distintas especialidades en Chile.

-Finalmente, ¿qué aprendizajes crees que deja la pandemia al mundo de la salud y la tecnología?

-Un aprendizaje importante es que la tecnología no es un fin, sino una herramienta, por tanto, la adopción de distintas tecnologías tiene que ser con un propósito en particular, como garantizar el continuo de atención de un paciente; sirve también para elevar la vara en torno a los prestadores de tecnologías en salud, que necesitamos que tengan una tecnología escalable y que trabajen con estándares.

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

close

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

Lo más reciente de Q&A