Conectividad óptica: el gran salto hacia el futuro de las comunicaciones

674 vistas
lectura 2 mins

Por Dario de Menezes, Director de Ventas Internacionales Furukawa Electric LatAm.

Durante más de 50 años, la ficción en el cine y la televisión se ha adelantado a avances tecnológicos que luego hemos visto como «la realidad» en nuestra vida diaria.

Por ejemplo, la serie de televisión Star Trek ha anticipó una infinidad de innovaciones tecnológicas que después se hicieron realidad. Desde los computadores personales a los traductores universales, el GPS, numerosos conceptos de los viajes espaciales o los teléfonos móviles que el Capitán Kirk ya usaba para comunicarse con la nave y con otras personas. Era tan moderno que no necesitaba llevárselo al oído, era como usar el «manos libre» actual.

Pero si el capitán Kirk hubiera tenido de su lado la tecnología de la fibra óptica como herramienta, sus viajes no sólo habrían sido más rápidos, largos y seguros, también su tripulación no habría tenido que informarle que «no había señal» para transportarlo.

Hoy las tecnologías ópticas son omnipresentes en las redes informáticas, de telecomunicaciones y de comunicación de datos en todo el mundo. El uso de la óptica para transmitir comunicaciones de voz ha cambiado la naturaleza de la industria y ha impulsado la innovación de componentes fotónicos durante los últimos 30 años. Por ello es que hoy, como nunca antes, el mundo está exigiendo más datos para ejecutar la vida cotidiana y colectiva. Los ciclos de vida tecnológicos se han acortado y, para seguir el ritmo de la cantidad y la demanda de los datos, la fibra óptica ha llegado a seguir impulsando las transformaciones en la industria de las comunicaciones.

La fibra óptica ha ganado una inmensa popularidad en la industria de las telecomunicaciones debido a sus importantes ventajas, como sus beneficios en velocidad y ancho de banda. Por ejemplo, en lo que se refiere a la internet óptica, la conexión de datos es transportada por cables llenos de fibras de vidrio delgadas, donde los datos viajan a través de los cables como pulsos de luz modelados y son cientos de veces más rápidos que las redes de cable regulares. Esto permite que internet de fibra óptica supere muchos problemas que antes causaban las redes de cable ineficientes, impulsando nuevas soluciones.

En la misma línea, destaco un elemento que se hace esencial para el futuro, y es lo que conocemos como la evolución de las redes tradicionales, popularmente conocidas como Redes Ópticas Pasivas de última generación NG-PON. Esta tecnología viene siendo reconocida como el futuro de la conectividad, con características claras: inmunidad electromagnética, menos infraestructura, bajas perdidas y, lo más importante hoy, baja latencia.

Sin embargo, pese a que es totalmente revolucionaria, todavía hay asuntos pendientes para impulsar su masificación.

Según datos del Banco de desarrollo de América Latina, el porcentaje de hogares conectados con fibra óptica en América Latina y el Caribe en 2019 se estimaba en 12,4%, muy por debajo del promedio de España (54,3 %) o la OCDE (34,0 %). Sumado a esto, persiste el desafío de aumentar la penetración de internet a ese 31% de la población que se encuentra excluida de los servicios de información y conocimiento.

Por otro lado, la Cepal advierte en un informe que los costos asociados a la conexión de los hogares y a los dispositivos necesarios, sumados a las dificultades para financiar la infraestructura digital (por ejemplo, conductos subterráneos para cables ópticos) aún son obstáculos que se interponen a la inclusión digital. Por ese motivo, es crucial asegurar el acceso y los dispositivos.

Pero, por otro lado, la oportunidad de negocio de la fibra óptica va en alza, así como la necesidad de una mejor conectividad. Así lo confirma un estudio de Research & Markets que señaló que la tasa de crecimiento compuesta para el mercado de fibra óptica debe alcanzar el 8,5 % anual hasta 2025; lo que significa que más industrias buscarán incorporar las soluciones y beneficios ofrecidos por esta solución. 

En resumen, la fibra óptica tiene todas las ventajas para convertirse en el mejor embajador para construir un auspicioso futuro para las telecomunicaciones, e impulsar a nuestra región a nuevos y mejores estándares de calidad de vida para nuestras comunidades.

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal

close

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal