Esteban Velasco, CEO de Sempli: «Hemos sanado el dolor de los microempresarios y por eso hablamos mucho de banca responsable»

El cofundador de la fintech Sempli, junto a Felipe Llano, conversó con TEKIOS sobre el ecosistema colaborativo colombiano, los efectos de la pandemia en el mundo digital y de las tareas pendientes de la industria fintech.

Iniciar
lectura 15 mins

El cofundador de la fintech Sempli, junto a Felipe Llano, conversó con TEKIOS sobre el ecosistema colaborativo colombiano, los efectos de la pandemia en el mundo digital y de las tareas pendientes de la industria fintech.

-En una América Latina cargada de emprendedores, siempre es interesante conocer los inicios de una startup que ahora va por gran camino. ¿Cuál es la historia de Sempli?

-Nosotros iniciamos el 2017 y la génesis de Sempli se explica por la experiencia que tenemos los fundadores: Felipe Llano y yo, Esteban Velasco. Ambos trabajamos haciendo operaciones, inversiones en startups digitales. Muy orientadas a las tecnologías ejecutivas digitales. Y cuando estábamos haciendo esas operaciones de inversión, entre 2014 a 2016, nos fuimos dando cuenta de que muchas oportunidades tocaban nuestra puerta, no necesariamente que provenían de startups, sino de pymes comunes y corrientes, de sectores tradicionales.Nos encontramos con una oportunidad enorme al frente, un mercado pyme desatendido; fuimos entendiendo un poco las dinámicas y los dolores que sufren los micro y medianos empresarios en nuestra región, y pues, le tocamos la puerta a nuestros inversionistas, les presentamos un proyecto. Así nace Sempli, como una spin off.

Felipe Llano y yo nos pusimos la tarea de escuchar a este centenar de empresarios. Partimos en 2017, esa es un poco la génesis, y hoy estamos 300%, 500% dedicados a sacar a Sempli adelante, y con una labor muy bonita, porque no solo estamos dando una oportunidad a un número importante de pymes que no tenían la posibilidad de acceder a recursos de fondeo vía deudas, sino entregándoles una experiencia transparente, simple y con ese sello del acceso, que es fundamental. Hoy ya hemos tenido la fortuna de generar cerca de US$40 millones de dólares en créditos, y nos hemos constituido como la primera fintech del segmento de pequeña compañía en Colombia.

-¿Cuánto ayudó en ese inicio el nivel de bancarización en Colombia?

-Mira, el tema de la bancarización es particular, porque normalmente se mide por las cuentas de depósito, pero en Colombia cuando vas a entrar en un proceso formal hay 2,5 millones de negocios, pero solo 1,6 son formales. A nivel empresarial hay acceso desde los depósitos y ahorros, sin embargo, no hay profundidad y la profundidad tiene que ver todo con el acceso a financiación. Entonces, es mentiroso hablar de acceso. Se estima que aproximadamente 9 de cada 10 pymes no son atendidas por la banca tradicional en productos gerenciados de crédito. Ahí es donde nosotros vimos una oportunidad.

-Es usual que a las pymes se les pide para un crédito una antigüedad, de lo que se desprende que no se entiende la dinámica del emprendedor. O a veces también se les piden ciertos activos que no van de la mano con su realidad.

-Tal cual, ese es el dolor. No lo pudiste haber descrito de mejor manera. Normalmente hay una exigencia de antigüedad desde la banca tradicional y un patrimonio que respalde la operación que se solicita. Pero para qué voy a pedirte un crédito si me estás pidiendo como respaldo patrimonial US$30.000; si los tuviera los pondría en la empresa.

Hemos sanado el dolor de los microempresarios y por eso hablamos de banca responsable. Nos encanta pensar en el bienestar financiero y en la salud financiera que podemos darle a los micro y pequeños empresarios. Porque un cliente que llega a Sempli es porque ya le cerró la puerta la banca. Son empresarios y emprendedores que están empezando su carrera y pueden devorarse el mundo.

-Ahora que aún estamos en tiempos pandémicos, que la OMS habla de que Covid-19 será una endemia, ¿cómo han vivido estos meses? La pandemia ha golpeado a muchísimos emprendedores.

-Las micro y pequeñas empresas son el mejor termómetro de lo que sucede en la economía de la pandemia, y eso hace que compañías como las nuestras tengan que ajustarse para atender el dolor que están sufriendo las pymes. Nosotros lanzamos de manera muy temprana, en marzo de 2020, planes de alivio enfocados a otorgar periodos de gracia a sus créditos, y también poder hacer ampliación de los plazos o periodos muertos, es decir, que no nos pagan nada durante un periodo de tiempo acordado.

Sempli, afortunadamente, tiene un respaldo patrimonial muy fuerte, porque hemos adelantado un levantamiento de capital importante que nos da una solvencia patrimonial muy sólida para abordar estos procesos.

SÓLIDA COLABORACIÓN

-En este marco de aflicción, ha sido impresionante la potencia que alcanzaron las operaciones digitales.

-El gran ganador de la pandemia se llama digital y desde Sempli podemos hablar sobre cómo los patrones de consumo de las personas y las empresas de orientaron con decisión hacia las transacciones digitales. Es que en lugar de 12 o 14 semanas para solicitar un crédito, de visitas a la oficina de un banco, luego ir a una notaría… En el caso nuestro puedes hacer esa solicitud en minutos y en tres días tienes tu crédito en la cuenta.

-Cuando hablas de que el principal ganador de la pandemia se llama “digital”, qué influencia ha tenido el nivel de educación financiera de los colombianos; que el efectivo siga siendo el rey. ¿Crees que la pandemia va a ir debilitando ese reinado y esa falta de educación?

-Es cierto que aún no hay una digitalización completa, sin embargo, nuestro perfil de cliente ya tiene un dispositivo móvil o una adopción (suscripción) a un web, de lo contrario, no puede acceder. O sea, cuando ellos ya tienen interacción con nosotros ya están prestos a tener una relación digital. Además, los nuevos empresarios y emprendedores son parte de una generación nativa digital, porque primero te compras un smartphone que un bien de lujo.

-Sempli lanzó un seguro en alianza con Sura. Quisiera ahondar en el ánimo que veo detrás de esta alianza. Parece que ya se rompió en Colombia la rivalidad entre banca tradicional y fintechs, hay un ánimo colaborativo, sostén de un ecosistema adecuado para la innovación. ¿Exagero? ¿Cómo ves este aspecto del ecosistema colombiano?

-Mira, yo creo que Colombia está muy concentrada desde el punto de vista de los corporativos financieros. Cerca de seis grupos financieros controlan el 85% de la oferta de servicios financieros. El Grupo Empresarial Antioqueño, controlado, principalmente, por BanColombia y Sura; Grupo Bolívar, donde está Seguros Bolívar y Davivienda; Grupo Aval, que tiene cinco bancos en Colombia; BBVA, Scotiabank, Itaú. Bueno, todos ellos tienen áreas de innovación y relacionamiento con el ecosistema fintech muy fuerte, lo vienen haciendo por años. Personalmente, he tenido la oportunidad de tener contacto con cada uno de ellos y yo creo que hay una apertura para entender la dinámica de colaboración con las startups y, en el caso nuestro, con el ecosistema financiero fintech.

Prueba de eso es la regulación de 2019 que delimitó y permitió también a las entidades financieras hacer inversiones en las fintechs. También se emitió un decreto que instrumenta el espacio de sandbox entre diferentes startups y el posicionamiento con la Superintendencia Financiera. Entonces, hay un diálogo muy interesante y muchas empresas que no necesariamente necesitan de un corporativo para implementar su propuesta de valor.

OJOS ABIERTOS

Los confundadores de Sempli recibiendo el premio a la empresa más innovadora del 2019, en el evento de Fenalco Antioquia.

-¿Qué es lo que marca tu termómetro en relación al interés de los grandes inversionistas por el mercado colombiano de las fintechs?

-No es un secreto que hay diez perfiles de inversionistas. Están los de venture capital, que en fintechs, principalmente, han priorizado México y Brasil; Colombia no es en estos momentos un receptor masivo de venture capital, pero el hecho de que no sea masivo no quiere decir que no reciba operaciones.

O un perfil más institucional, que es quizás la línea que ha tomado más Sempli, porque yo creo que, a compañías como la nuestra, que tenemos un balance propio y tenemos que hacer un fondeo muy fuerte, nos hace mucho sentido ir por fondos institucionales, es decir, inversionistas como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con su vehículo de inversión BID Lab. Cuando tienes esa vara estás adquiriendo un inversionista más de largo plazo, diferente al de venture capital.

-¿Cuáles crees que son los factores que han estimulado el fondeo institucional en Colombia? ¿Cuáles son las condiciones del ecosistema para que BID o el Fondo Europeo hayan decidido colocar allí el dinero?

-Son instituciones que entienden muy bien la dinámica de los dolores; son fondos que están alojando recursos para resolver una problemática concreta.

Colombia también es muy apetecido para estos inversionistas por el tamaño, la masa crítica. Aunque Colombia no es México o Brasil, es muy interesante un país con 50 millones de habitantes, con dos millones y medio de empresas, geográficamente bien posicionada. No tiene los desarrollos a nivel de inclusión que sí tiene Chile, por ejemplo, en seguros o bancarización, pero como hay mucho por avanzar, a un inversionista se le abren los ojos positivamente y dice ‘este es el mejor’.

-¿Qué crees que le falta al ecosistema colombiano para ir a la caza de México? Ellos pusieron el acelerador en la creación de una ley fintech.

-Hoy en Colombia hay un poco más de 200 compañías, startups, unas más maduras que otras en el ecosistema fintech, y para que seamos una industria mucho más robusta vamos a necesitar más oferta. Hoy, por ejemplo, en el segmento nuestro hay solo unos cuatro que hacen lending para préstamos; quizás en los temas de seguros habrá unos cuatro o cinco más, entonces, para madurar necesitamos decenas de jugadores que generen ese camino.

Nubank generará el efecto demostrativo que necesitamos. Al anunciar su entrada al mercado colombiano, lo que es espectacular, va a dinamizar una categoría y educar, porque cuando viene un jugador de la magnitud de Nubank el efecto es decir ‘ah, venga, yo también puedo tener seguro, también puedo tener crédito para mi empresa, también puedo tener las billeteras móviles’.

Y para alcanzar eso, en cuanto a regulación hay que seguir trabajando, en protección de datos, de firma electrónica, en legislación judicial. En fin, hay mucho que trabajar.

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

close

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

Editor Jefe y Cofundador de Tekios. Es periodista y escritor. Especializado en la cobertura periodística de las industrias relevantes en Latinoamérica, fue Editor General de AméricaEconomía para Latinoamérica, y antes, Director de Contenidos del matinal ciudadano de Ecuavisa en Ecuador, y editor en el diario digital El Mostrador de Chile.
Ha colaborado con SOHO (Colombia), Vistazo (Ecuador), LABSnews (Brasil), La Nación Domingo, Fibra y Plan B (Chile), o Rest of World (EE.UU.).