Cómo funciona Oliver, el GPS que utilizan los jugadores de la Kings League para medir su rendimiento y reducir lesiones

152 vistas
lectura 2 mins

Buena parte de los asistentes virtuales a estas sesiones se han percatado de que los jugadores muestran un bulto en uno de sus gemelos, que se corresponde con un aparato electrónico llamado Oliver, que se ha convertido en «el GPS de la Kings League».

La Kings League se ha convertido en uno de los acontecimientos más vistos en Twitch, plataforma que reúne a miles de espectadores para ver partidos de fútbol cada domingo, donde se suceden partidos de fúbtol 7 con una duración de 40 minutos.

Suscríbete a nuestro newsletter

Buena parte de los asistentes virtuales a estas sesiones deportivas se han percatado de que los jugadores muestran un bulto en uno de sus gemelos, que se corresponde con un aparato electrónico llamado Oliver, que se ha convertido en «el GPS de la Kings League».

Oliver es un gadget que integra tecnología de GPS y que va colocado en una de las piernas, cubierto por las medias de los jugadores y destinado a esta disciplina deportiva, ya sea para equipos femeninos, masculinos, de fútbol sala o formativos.

Con un ancho de tres centímetros y un peso de 15 gramos, este aparato está equipado con una batería de hasta seis horas de autonomía, una memoria Flash para registrar sesiones de hasta cuatro horas, conexión Bluetooth 5 y sensores IMU 50 hz y GPS 25 hz.

Este dispositivo utiliza las ventajas de la Inteligencia Artificial (IA) y el big data con el objetivo de crear un perfil tanto de cada jugador como del equipo para ver la evolución de su rendimiento a lo largo de la temporada.

De esa manera, el dispositivo ofrece información sobre la actividad del deportista durante la sesión, como pueden ser los kilómetros recorridos o el mapa de calor sobre el terreno de juego.

Dispositivo de monitoreo Oliver OLIVER 23/1/2023

MÉTRICAS

Entre las métricas que recoge, analiza e interpreta se encuentran las atléticas, como el tiempo de actividad, distancia recorrida, sprints, velocidad máxima de cada jugador, aceleraciones y desaceleraciones o la distancia en trote y caminata.

En relación a las métricas de fútbol, Oliver recopila datos como el mapa de calor o las distintas interacciones con el balón, esto es, los golpes, fuerza de chute y posesión del balón).

Desde la compañía que lo desarrolla puntualizan que este aparato está destinado a realizar métricas de salud y a prevenir las lesiones de los jugadores. Esto es posible porque ofrece una serie de datos, como el monitoreo de carga interna y externa.

Gracias a ellos, los entrenadores ajustar el entrenamiento a las necesidades de cada uno y cuantificar su carga, para medir el riesgo de lesión. De hecho, desde el fabricante comentan que los llamados a la acción que ofrece Oliver previenen hasta un 45% de las lesiones por temporada.

Además, Oliver no solo lo pueden utilizar los jugadores en activo, sino también los que se hayan lesionado, para conocer si pueden volver a jugar con sus niveles de competición habituales o si es preciso continuar con un entrenamiento especial para mejorar sus condiciones físicas.

Para acceder a esta información, Oliver dispone de una aplicación (disponible para móviles iOS y Android), a la que pueden acceder tanto los entrenadores como los futbolistas, y que expone datos. En ella se ofrecen métricas semanales y mensuales.

La recopilación de estos datos se confronta con los obtenidos con el mes o la semana anterior y, además, la aplicación presenta un ranking en el que se posicionan los jugadores según la media obtenida en sus resultados.

Este aparato tiene un precio de 149,99 euros, en un paquete que también incluye dos medias cubre espinilleras, un cargador y una suscripción a la aplicación activa durante un año.

Suscríbete a nuestro newsletter