Se impone el modelo as a service asociado a los sistemas de pago por uso, pero ¿cuáles son la inseguridades que genera?

178 vistas
lectura 4 mins
(I-D) El editor jefe de Nuevas Tecnologías, Sergio Alonso; el director en el área de Risk Advisory de BDO, Juan Manzano; el director general Adjunto de Econocom Servicios, Roberto Montero y el director de Arquitectura de SISnet, en Prosegur AVOS, Moisés Piñeiro, participan durante el Foro Tecnológico ofrecido por Europa Press, en The Valley Digital Business School, a 29 de noviembre de 2022, en Madrid (España). 29 NOVIEMBRE 2022;FORO TECNOLOGICO;EUROPA PRESS;DESAYUNO;TECNOLOGIA;FORO TECNOLOGICO Jesús Hellín / Europa Press 29/11/2022

Este fue uno de los temas debatidos en 2Las tecnologías ‘as a service’ como palanca de cambio», encuentro que se ha celebrado en la escuela de negocios The Valley, en España, con la organización de Europa Press y el patrocinio de BDO y Econocom.

Los modelos as a service, asociados a los sistemas de pago por uso, están cambiando la forma en la que se consume la tecnología, tanto a nivel de usuario como empresarial. Una evolución que ayuda a «democratizar» el acceso a determinadas tecnologías y potenciar el negocio, reduciendo los costes de implementación y haciendo «más dinámicos y escalables» determinados servicios que, en muchos casos, se proveen desde la nube.

Suscríbete a nuestro newsletter

Estas son algunas de las conclusiones a las que se ha llegado en el evento ‘Las tecnologías as a service como palanca de cambio’, que se ha celebrado este martes 29 de noviembre en la escuela de negocios The Valley, con la organización de Europa Press y el patrocinio de BDO y Econocom.

Han participado el director IT Risk Advisory Services de BDO España, Juan Manzano; el director general adjunto y comercial Econocom Servicios, Roberto Montero; y el director de Arquitectura de SISnet, compañía de Prosegur AVOS, Moisés Piñeiro; en un coloquio moderado por el editor jefe de Nuevas Tecnologías de Europa Press, Sergio Alonso.

Los ponentes han comenzado consensuando que el modelo as a service se está imponiendo en el mercado y, entre sus ventajas, destacan que permite a las empresas reducir los costes de implementación de estos servicios, sin necesidad de llevar a cabo grandes inversiones económicas previas, trabajando de una manera «más dinámica y adaptada a sus necesidades».

«Es necesaria la existencia de estructuras flexibles y escalables, sobre todo en esta época marcada por la pandemia», ha comentado Montero. Al tiempo, ha explicado que el reto está en que los clientes «reciben muchos impactos de cómo pueden transformar su negocio» y, por lo tanto, «necesitan contar con un socio independiente que pueda investigar y determinar cuáles podrían ser los servicios más relevantes para la compañía o los planes de contingencia en caso de situaciones de emergencia».

Piñeiro, por su parte, ha comentado que estas tecnologías han logrado posicionarse como un servicio esencial para buena parte de las organizaciones y que eso se ha notado con el ‘boom del teletrabajo’. «Las compañías que estaban mejor preparadas lo han podido hacer mucho mejor», ha añadido.

No obstante, considera que estos negocios aún sienten cierto recelo de estas tecnologías por no tener su control, lo que «puede generar ciertos miedos en las empresas, como no tener el dato debajo de la mesa». «Es una barrera que tenemos que superar y que se empieza a hacer», ha apostillado.

En última instancia, Manzano ha destacado que los servicios as a service «permiten obtener acceso a un ecosistema de compañías más amplio». Cada vez más compañías trabajan de la mano de los grandes players’ del mundo cloud y están preparadas para «ayudar y dar soporte» a los clientes finales.

RESPONSABILIDAD ANTE CONTINGENCIAS

Otro de los temas que se han puesto sobre la mesa en este foro es el que tiene que ver con la localización de estos centros de datos -muchos de los cuales están inaugurándose en España en este 2022- y que, además de poder aportar confianza a los empresarios españoles, les puede permitir tener un mayor control en torno a la soberanía del dato, al tiempo que facilita la previsión de sus gastos en estas tecnologías, según los expertos.

Esto ha llevado también a debatir sobre la responsabilidad que tienen tanto empresas como proveedores de los problemas a los que se enfrentan estos servicios, especialmente aquellos relacionados con la ciberseguridad o el corte del suministro.

El director IT Risk Advisory Services de BDO España ha puntualizado que estas empresas funcionan «como cualquier otra en términos contractuales», de modo que depende del modelo establecido entre la organización que contrata y el proveedor de sus servicios. «Se debe hacer un trabajo para que se sepa quién es responsable de qué», ha enfatizado.

Por su parte, Montero ha reconocido que se trata de algo complejo: «Se deben definir muy bien los modelos de responsabilidad. Hay que determinar quién es el responsable del dato en base el tipo de servicio que ofrece su cliente. Es un aspecto que se tiene que madurar un poco más», ha subrayado.

En términos de protección de los datos, Manzano ha comentado que «es más fácil cumplir con la regulación cuando se hacen contratos con los proveedores» y que, aunque «esta es exigente con los temas cloud con proveedores, protege también a las empresas y, sobre todo, al consumidor final».

En este punto, Moisés Piñeiro ha admitido que los proveedores «están siendo más reactivos que proactivos» y añade que lo más relevante es «definir los matices de responsabilidad al inicio de cada proyecto», aunque «luego, en la práctica, todo queda un poco difuso». «Se deben tener en cuenta aspectos como de dónde llega el dato, por dónde pasa. Además de ciberataques, también se han de valorar otras incidencias a nivel informático, como puede ser un apagón», ha matizado.

Por último, los ponentes han comentado cómo este cambio hacia el modelo as a service afecta en términos de sostenibilidad. Roberto Montero ha dicho que «existe debate porque los clientes preguntan» y que en todas las compañías «hay una concienciación sobre la huella que dejan los productos o servicios que antes no era tema de debate ni de venta». «Con estas tecnologías también se puede alargar la vida útil de los activos, jugando con su ciclo de vida», ha indicado.

Le han seguido tanto Manzano como Piñeiro, quienes han coincidido en que hay «mejoras considerables» en cuanto a la optimización de capacidades de computación, al poder trabajar en servidores externos por horas en lugar de en un equipo propio. Esto lleva hacia modelos «más eficientes» que compensan a las empresas que contratan estos servicios y al medio ambiente.

Suscríbete a nuestro newsletter