Tras despido de todo el equipo de derechos humanos de Twitter, ONU exhorta a Elon Musk a que recapacite

349 vistas
lectura 2 mins

La petición del responsable de velar por los derechos humanos en el mundo se produjo tras el despido de todo el equipo de derechos humanos de Twitter y de todos los miembros, excepto dos, que conformaban el equipo de ética de la famosa red social.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, publicó una carta abierta al nuevo director general de Twitter, Elon Musk, en la que le insta a «garantizar que los derechos humanos sean un elemento central” en su gestión de la famosa red social, informó Naciones Unidas en una publicación.

La misiva llega tras el despido de todo el equipo de derechos humanos de Twitter y de todos los miembros, excepto dos, que conformaban el equipo de ética, lo que Türk no consideró como «un comienzo alentador».

«Twitter forma parte de una revolución global que ha transformado nuestra forma de comunicarnos. Pero escribo con preocupación y temor sobre nuestra plaza pública digital y el papel de Twitter en ella», afirmó Türk en la carta.

«Como todas las empresas, Twitter tiene que entender los daños asociados a su plataforma y tomar las medidas necesarias para abordarlos. El respeto a nuestros derechos humanos que compartimos debería establecer los límites del uso y la evolución de la plataforma”, añadió.

«En resumen, le insto a garantizar que los derechos humanos ocupen un lugar central en la gestión de Twitter bajo su dirección«, dijo el Alto Comisionado.

Türk estableció seis principios fundamentales desde el punto de vista de los derechos humanos que deben estar en primera línea de la gestión de Twitter:

  • Proteger la libertad de expresión en todo el mundo: Türk instó a Twitter a defender plenamente los derechos a la privacidad y a la libertad de expresión, conforme a las leyes pertinentes, y a informar de forma transparente sobre las solicitudes de los gobiernos que vulneren esos derechos.
  • La libertad de expresión no supone ningún cheque en blanco: La difusión viral de desinformación dañina, como la que se vio durante la pandemia de Covid-19 relacionada con las vacunas, provoca daños reales en el mundo. Twitter tiene la responsabilidad de evitar la amplia difusión de contenidos que perjudiquen los derechos de otras personas.
  • Los mensajes de odio que incitan a la discriminación, la hostilidad o la violencia no tienen cabida en Twitter: La difusión de discursos de odio en las redes sociales ha tenido consecuencias terribles para miles de personas. Las políticas de moderación de contenidos de Twitter deben seguir prohibiendo este tipo de odio en la plataforma.
  • La transparencia es esencial: La investigación es esencial para comprender mejor el impacto de los medios sociales en nuestras sociedades. Mantenga el acceso a los datos de Twitter a través de sus interfaces de programación de aplicaciones abiertas.
  • Proteger la privacidad: La libertad de expresión depende de la protección efectiva de la privacidad. Es vital que Twitter evite el rastreo intrusivo de los usuarios y la recopilación de datos asociados, y que se oponga, en la medida de lo posible según las leyes aplicables, a las solicitudes injustificadas de datos de los usuarios por parte de los gobiernos.
  • Los idiomas y la experiencia de contexto no son opcionales: Las responsabilidades de Twitter de mantener una plataforma segura y respetuosa con los derechos se aplican no sólo a los contenidos en inglés, sino en todo el mundo.

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal

close

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal

Editor Jefe y Cofundador de Tekios. Es periodista y escritor. Especializado en la cobertura periodística de las industrias relevantes en Latinoamérica, fue Editor General de AméricaEconomía para Latinoamérica, y antes, Director de Contenidos del matinal ciudadano de Ecuavisa en Ecuador, y editor en el diario digital El Mostrador de Chile.
Ha colaborado con SOHO (Colombia), Vistazo (Ecuador), LABSnews (Brasil), La Nación Domingo, Fibra y Plan B (Chile), o Rest of World (EE.UU.), entre otros medios.