Tucuvi levanta más de US$5,4 millones para potenciar su asistente virtual para pacientes de tercera edad

/
300 vistas
lectura 1 min

Tucuvi es un asistente virtual basado en inteligencia artificial (IA) y tecnología de voz creado en 2019. Medirante llamadas, el asistente virtual sigue la evolución de diferentes enfermedades de sus usuarios.

La healthtech española Tucuvi recibió una financiación de US$5,4 millones para potenciar su asistente virtual para pacientes de tercera edad.

Suscríbete a nuestro newsletter

Tucuvi recibió el dinero de la Comisión Europea (CE) en el marco del EIC Accelerator, según confirmó Tucuvi a PlantaDoce.

De los casi US$5,5 millones, cerca de la mitad son en forma de subvención a fondo perdido y la otra mitad a través de través del Fondo EIC, que permitirá reforzar la actividad comercial de la compañía.

Tucuvi es un asistente virtual basado en inteligencia artificial y tecnología de voz creado en 2019. A través de llamadas al teléfono fijo del domicilio o al móvil de los usuarios, acompaña y monitoriza a estos (principalmente pacientes de la tercera edad), consiguiendo una atención continua en su hogar. 

El objeto de las llamadas del asistente virtual es el seguimiento de diferentes enfermedades de sus usuarios. Entre los ejemplos se encuentran: recordar a estos que se tomen la medicación o sigan unas pautas de tratamiento, hacer ejercicios de estimulación cognitiva, seguimiento de síntomas de insuficiencia cardíaca y otras patologías, evaluación de satisfacción de cuidadores y detección de necesidades básicas.

Los fundadores de la compañía empezaron a trabajar con wearables, sincronizando relojes inteligentes y haciendo mediciones. Después, investigaron el mundo de la voz a través de altavoces inteligentes, hasta llegar a lo que hoy en día es realmente Tucuvi, IA conversacional a través de llamadas de teléfono.

Tucuvi ha monitorizado a más de 17.000 pacientes y ha trabajado en más de ocho patologías diferentes. El modelo de negocio de la startup es el de un B2B2C

Los clientes pagan una cuota mensual, que oscila entre 450 euros y 16.000 euros, dependiendo del número de usuarios a los que se va a atender, del módulo contratado (un módulo de estimación cognitiva es más caro que uno de síntomas) y de la recurrencia de las llamadas (diaria, semanal o mensual).

Suscríbete a nuestro newsletter