Conoce la historia de la startup colombiana Bia, que intenta revolucionar cómo se consume y se cobra la energía

293 vistas
lectura 2 mins

Fue fundada por Sebastián Ruales y Guillermo Plaza, ex colaboradores de Rappi, a quienes se sumó Leonardo Velázquez, un emprendedor con más de 12 años de experiencia en el sector energético.

¿Sabías que en Colombia la ley permite cambiar de compañía comercializadora de energía con la misma facilidad en que se cambia de proveedor de telefonía celular? Sin embargo, la mayoría de la población no lo sabe y se queda con la misma compañía de por vida, incluso cuando hubiera una mejor alternativa en el mercado.

Suscríbete a nuestro newsletter

Bia fue fundada por Sebastián Ruales y Guillermo Plaza, ex colaboradores de Rappi, a quienes se sumó Leonardo Velázquez, un emprendedor con más de 12 años de experiencia en el sector energético. Juntos lideran Bia, startup que viene a romper paradigmas y ponerse del lado del consumidor. Los tres coinciden en la necesidad de una revolución en la forma en que se consume y se cobra la energía.

Según el artículo 9 de la ley 142 de servicios públicos domiciliarios, desde 1994 los colombianos pueden elegir libremente a su comercializador de energía eléctrica. Sin embargo, el servicio de las compañías actuales está lejos de ser el ideal. Por ejemplo, mes con mes entregan a los consumidores una hoja física que solamente indica cuánto deben pagar; no hay un desglose de costos o una explicación del porqué de los aumentos. Esto puede cambiarse por medio de la tecnología.

En tres meses de operación, Bia ya consiguió levantar un capital presemilla de US$6 millones a través de fondos de inversión, entre los que están Canary, Nazca y Opera Ventures; así como de capitanes de empresas como Rappi, Frubana y Muncher. Para finales de 2022, su pronóstico es alcanzar una facturación de un millón de dólares mensuales.

«El sector de la energía nos gustó particularmente porque sentimos que es una industria donde todavía no ha habido un gran disruptor, y creemos que Bia puede serlo. La banca tuvo a Nu, el retail tuvo a Rappi, el cine tuvo a Netflix, los taxis tuvieron a Uber, pero en la energía no ha llegado nadie aún y creemos que es momento de que alguien replique ese efecto, que es enorme», comenta Ruales.

Y es que entre las principales propuestas de valor de Bia está la instalación de medidores inteligentes, conectados a una app que comunique en tiempo real patrones de consumo.

De esta manera, el usuario puede saber su consumo diario de kilovatios, los equipos que más energía utilizan, ver comparativos entre períodos similares, recibir un servicio al cliente 24/7 a través de la app, además de obtener un recibo transparente y detallado a la hora de realizar el pago. Por medio de estas notificaciones, el usuario recibe sugerencias para tomar mejores decisiones y optimizar su consumo energético.

Bia también permite a sus usuarios unificar en un solo pago las facturas de varias sucursales, otorga 1% de cashback con cada factura liquidada, y asume total responsabilidad del cambio de servicio e instalación, que son gratuitos.

Suscríbete a nuestro newsletter