Symbiotica gana el campeonato chileno de emprendimiento Nada Nos Detiene

/
239 vistas
lectura 1 min

El emprendimiento se autodefine como «bosquicultores», porque se dedican a la regeneración ecológica del suelo a través de la reforestación de bosque nativo.

El emprendimiento de los «bosquicultores», Symbiotica, ganó el campeonato chileno de emprendimiento Nada Nos Detiene, por su vital aporte a la regeneración ecológica del suelo a través de la reforestación de bosque nativo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Symbiotica triunfó entre más de 450 iniciativas que respondieron a la convocatoria para participar del campeonato Nada Nos Detiene, «De la Sostenibilidad a lo Regeneración», que buscó a emprendimientos que, en su modelo productivo, busquen ir un paso más allá de la sostenibilidad y apuesten por la economía regenerativa.

Y esa es la propuesta de Symbiotica, emprendimiento de la Región Metropolitanaque que se coronó ganador de este torneo, en una gran final que lo llevó a encontrarse con los otros dos finalistas de esta edición: Tupuhenua María Chamorro irl, de Isla de Pascua, dedicada a la elaboración de productos orgánicos mediante un proceso que regenera el suelo y le devuelve su riqueza genética, además de alimentar suelos desgastados; y Ecogen, del Biobío, laboratorio dedicado al monitoreo de biodiversidad y diagnósticos ambientales mediante metodologías basadas en herramientas genéticas de ADN ambiental (eDNA).

Symbiotica fue fundada por Gabriel Orrego, ingeniero forestal; Diego Díaz, abogado, y Nicolás Corral, ingeniero civil. En 2019, comenzaron a gestar la idea y a inicios del 2020 la materializaron, utilizando el método Miyawaki como punta de lanza de su negocio, que se basa en el aprovechamiento del principio de la «vegetación natural potencial» de cualquier ecosistema, que podría encontrarse en el supuesto de no haberse producido transformaciones artificiales en el método.

Islas nativas, bosques comestibles, caracterización ecosistémica del bosque, son algunos de los servicios que ofrecen, donde además de promover la reforestación de terrenos, trabajan involucrando a la comunidad en los espacios. «La idea es ayudar a nuestros clientes a vivir la inevitable expansión mundial de la urbe al campo, pero de manera armónica y coherente con el medio ambiente», explicó Nicolás Corral, director ejecutivo de Symbiotica.

«Todo parte con la intención de los tres de plantar bosques; de ahí surgió la idea de recuperar terrenos baldíos que son perjudiciales para el medioambiente, así como también la intención de  evitar el desperdicio de residuos orgánicos. Plantamos nuestro primer bosque nativo en un parque San Pedro de María Pinto», contó.

El premio, cercano a US$10 mil, lo utilizarán para implementar la segunda fase de un proyecto que iniciaron con la Corporación Nacional Forestal de Chile, «de protección de ciertas semillas en el Cajón del Maipo, que son resistentes al cambio climático».

Suscríbete a nuestro newsletter