¿Cómo pueden la innovación y la tecnología solucionar el déficit de vivienda?

475 vistas
lectura 5 mins

Por Alexandra Alvear, consultora especialista en infraestructura sostenible del Grupo de Infraestructura Social del Sector de Infraestructura y Energía del BID.

El futuro de la vivienda digna tiene nombre y apellidos: innovación tecnológica. En esta entrada de blog, que forma parte de una serie sobre el Foro de Vivienda 2022 del Grupo BID, abordamos el importante rol de la innovación y la tecnología para cerrar la brecha habitacional de nuestra región. Para poder explicarles la relación entre estos tres factores, les proponemos participar en un juego: el tres en línea. Como ya sabrán, en este juego, cada jugador coloca sus fichas en un tablero, el primero que logra hacer una fila con sus tres fichas, gana. ¿Cómo alinear exitosamente vivienda, innovación y tecnología?  Aquí te contaremos.

Suscríbete a nuestro newsletter

EL TABLERO-UN ENFOQUE REGIONAL

El sector de la construcción crece a un ritmo sin precedentes. Se estima que se construirán 230 mil millones de metros cuadrados en todo el mundo en los próximos 40 años. América Latina y el Caribe (ALC) experimentó un crecimiento exponencial en solo 50 años, alcanzando tasas de urbanización entre el 4% hasta el 10% en algunos países. Este crecimiento va acompañado a menudo de desigualdad urbana e informalidad, usualmente en áreas de alta vulnerabilidad a riesgos asociados a desastres naturales y al cambio climático.

Por otra parte, en ALC, casi el 45% de los hogares se ve afectado por el alto déficit habitacional, y se estima que 1 de cada 5 personas en la región vive en asentamientos informales, caracterizados por la precariedad de la vivienda y la falta de acceso a infraestructura de servicios.

En consecuencia, la rápida urbanización y su correlación con altos índices de déficit habitacional en la región nos exigen repensar en la implementación de estrategias disruptivas del mercado inmobiliario convencional. Es esencial que las estrategias no solo permitan mejorar la calidad habitacional y reducir el impacto ambiental, sino también alinear los intereses de los diferentes actores claves de la cadena de valor de la vivienda, incluyendo usuarios, promotores, diseñadores, contratistas, proveedores, financiadores, gestores inmobiliarios e inversionistas.

Hoy, las estrategias de negocio basadas en la tecnología e innovación cumplen un papel crucial en esta trasformación de los espacios urbanizados. Por tanto, nuestra jugada inicial plantea soluciones de vivienda verde y resiliente a través de sistemas constructivos, materiales y tecnologías que innoven el diseño de las viviendas.

PRIMERA FICHA DEL TABLERO: VIVIENDA VERDE Y RESILIENTE

Para una jugada ganadora, la vivienda social debe romper la barrera paradójica entre asequibilidad, sostenibilidad ambiental y resiliencia. La producción de vivienda verde y resiliente se ha vuelto base fundamental del desarrollo de proyectos urbanísticos exitosos, alineando las necesidades socioculturales con soluciones climáticamente inteligentes que influyen significativamente en la descarbonización del sector de la construcción.

Y, como para muestra falta un botón, en el siguiente enlace podrás conocer como Levisky Arquitectos propone en su portafolio un modelo de vivienda con diseño bioclimático que propone la ampliación de superficies de fachada, asoleamiento y ventilación natural, protección solar, reutilización de agua, calefacción mediante paneles solares, así como medidores de agua y gas individualizados.

Fuente de imagen: Levisky Arquitectos

SEGUNDA FICHA EN EL TABLERO: INNOVACIÓN

Nuestro segundo movimiento es estratégico y nos permite alcanzar una ventaja competitiva en nuestro tablero de juego. En esta jugada, la innovación es una oportunidad para que todos los actores de la cadena de valor de la vivienda garanticen su mayor eficiencia. Pero, ¿cómo innovar en vivienda social?

Nova Vivenda, en Brasil, es un ejemplo con honores. Su programa innovador se basa en la creación de una plataforma digital que conecta a la oferta y la demanda de procesos de autoconstrucción asistida para la remodelación de vivienda social con mayor incidencia en asentamientos informales. Incluye y conecta al público con servicios financieros, asistencia técnica, diseños y selección de materiales apropiados a las necesidades y vulnerabilidades habitacionales.

Además de ser una ventanilla única para el mejoramiento de vivienda informal y aglutinar una red de proveedores de asistencia técnica, tiene un modelo de atención presencial: instalan oficinas de servicio al cliente en los asentamientos informales. A diferencia de otros proveedores de soluciones habitacionales en este mercado, su modelo -que combina plataforma y oficinas físicas- les permite una escala inusual: están presentes en varias ciudades de Brasil. Recientemente han logrado, además, canalizar subsidios federales a sus soluciones, haciendo más accesibles sus productos.

Otro buen ejemplo lo encontramos en Chile. Elemental, trabaja junto al Ministerio de Vivienda para desarrollar un modelo de servicios de infraestructura temporal. La empresa, conocida por su exitosa aproximación a la construcción incremental, ha permitido a familias crecer a partir de un diseño básico de calidad a medida que sus necesidades e ingresos lo permiten. En la actualidad, están testeando un modelo de infraestructura temporal y modular para afrontar otro desafío clásico de la informalidad: el tiempo de espera de una familia desde el día que se anuncia la regularización hasta el día que se completan los servicios en red.

Elaboración propia. Fuente: PropTech in ALC

FIN DE LA PARTIDA-TRIPLE GANANCIA

  • La integración de soluciones tecnológicas y de diseño innovadoras permiten desarrollar proyectos de vivienda de alta calidad, asequibles y resilientes con foco en la atención de vivienda precaria en asentamientos informales.
  • La vivienda verde impulsa la descarbonización del sector inmobiliario al permitir que los actores minimicen las emisiones de GEI e incorporen resiliencia frente a impactos del cambio climático.
  • El incipiente mercado de Proptech tiene el potencial de abaratar costos de acceso a soluciones de vivienda, ya sea totales o parciales para grupos de bajos ingresos. El uso de plataformas tecnológicas e inteligencia artificial, así como el mayor acceso a datos sobre el comportamiento financiero de los clientes, están permitiendo bajar niveles de riesgo y costos de transacción que hacen de este un sector muy prometedor.

*Este artículo fue publicado originalmente en el blog Ciudades Sostenibles del BID, y coescrito junto a Carolina Piedrafita, especialista Senior en Desarrollo Urbano y Vivienda del Banco Interamericano de Desarrollo; y Fermín Vivanco, que ha sido líder temático en inclusión financiera y ciudades inclusivas y ha dirigido estudios y publicaciones en diversos temas. Este artículo fue editado por Daniel Peciña-Lopez, especialista en asuntos internacionales, desarrollo y comunicación.

Suscríbete a nuestro newsletter