NASA destaca sistema robótico peruano que beneficia la musculatura de los astronautas

327 vistas
lectura 2 mins

El sistema se colocaría debajo del traje espacial para estimular los músculos de la parte inferior del cuerpo.

El International Space Station Research and Development Conference 2022, respaldado por la NASA, tuvo entre sus presentaciones los avances de una investigación peruana que desarrolla el diseño de un sistema robótico que permitirá que los astronautas puedan reducir los riesgos de atrofia muscular a los que se ven expuestos debido a las condiciones de microgravedad en misiones espaciales.

El Bio-Soft Actuator System es un sistema tecnológico basado en robótica blanda y que está compuesto de sensores y una bomba de aire que genera presión en las zonas del cuerpo donde podría darse la pérdida muscular debido a la exposición de las células a la microgravedad, informó Andina.

El sistema mecatrónico se colocaría debajo del traje espacial y sobre la piel para realizar masajes que le permitan al astronauta mejorar la circulación de su sangre, incluso mientras realiza sus actividades de observación e investigación espacial, sin interrupciones. 

Este proyecto nació en el 2020 con la idea de estudiar el comportamiento de los músculos y del sistema vascular para evitar problemas severos en los astronautas tras su estancia en el espacio.

El ingeniero mecatrónico peruano José Cornejo, Ph.D.(c) de la Universidad de Burgos (España) y director del Center for Space Emerging Technologies, explicó a la agencia Andina que este proyecto fue elegido como una de las cinco investigaciones de la categoría Human Health in Space (Salud humana en el espacio) que fueron presentadas en el International Space Station Research and Development Conference 2022, realizado en julio pasado en Estados Unidos. Además, fue la única investigación de origen peruano y latinoamericano que fue seleccionada para la destacada conferencia espacial internacional, organizada por el Centro para el Avance de la Ciencia en el Espacio, la NASA, y la Sociedad Americana Astronáutica (AAS).

ROBÓTICA BLANDA

El sistema se debe integrar a un traje espacial, cuyo proyecto también está a cargo del Center for Space Emerging Technologies, de modo tal que no interrumpa las actividades del astronauta.

«Se activarán los músculos de manera pasiva cuando estén descansando o durante su labor diaria», dijo Ticllacuri. Esta propuesta tiene en la mira las futuras misiones como Artemis y otros proyectos que buscan llevar nuevamente astronautas al espacio. 

En esta etapa de la investigación, se ha trabajado un diseño que apunta a la estimulación de los músculos de la parte inferior del cuerpo. 

«Las piernas, el abdomen y la espalda de los astronautas se podrían ver afectados por la falta de movimiento. Los músculos de la pierna no solo sirven para poder movernos, sino también para estar de pie. La marcha es un movimiento biomecánico bastante complejo, involucra músculos de las piernas, pero también de la espalda y abdomen», añadió.

Por ello, también incluirán la retroalimentación de los médicos investigadores que forman parte del equipo para aplicarlo en los músculos de la parte superior del cuerpo, principalmente, la espalda, manifestó Cornejo.

Esta investigación se suma a otras a cargo de ingenieros peruanos y profesionales de América Latina y el mundo como el proyecto de desarrollo de un robot que, además de entrenar al cirujano de vuelo, podría asistirlo en intervenciones quirúrgicas.


Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal

close

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal