Streaming musical supera los 524 millones de suscriptores, pero con ingresos muy bajos para los artistas

192 vistas
lectura 1 min
black smartphone besides earphones and camera lens
Photo by Rahul Pandit on Pexels.com

El confinamiento provocado por la pandemia, en los dos últimos años, ha acelerado la transformación digital de los mercados y el crecimiento del streaming como la forma principal de disfrutar de la música.

La música en streaming ha alcanzado los 524 millones de suscriptores de servicios, si bien la remuneración de los autores «continúa siendo inaceptablemente baja», según el estudio de la GESAC (Agrupación Europea de Sociedades de Autores y Compositores).

‘Music streaming market-The place and role of authors and composers’ (‘Estudio sobre el lugar y el papel de los autores y compositores en el mercado europeo de la música en streaming’) ha sido elaborado por el periodista y experto en el sector musical Emmanuel Legrand.

Según el estudio, el confinamiento provocado por la pandemia en los dos últimos años ha acelerado la transformación digital de los mercados y el crecimiento del streaming como la forma principal de disfrutar de la música, que en la actualidad representa el 68% de todo el compromiso musical. Además, cuenta con más de 524 millones de suscriptores y ofrece más de 70 millones de temas musicales.

En total, hay más de 70 millones de canciones en los servicios de música y aproximadamente ocho millones de artistas en Spotify, si bien en la monetización se percibe «un valor decreciente» del contenido, nunca se ha incrementado la tarifa inicial de 9,99 euros desde el 2006 y los ingresos medios por usuario han descendido en los últimos 15 años.

Asimismo, el estudio pone de relieve que el 93% de los artistas de Spotify tienen menos de 1.000 oyentes mensuales y se mantienen problemas estructurales como los artistas falsos, fraude de streaming o incluso «prácticas coercitivas».

En cuanto a la situación del mercado, el 30% del precio abonado por los suscriptores se mantiene por el servicio de streaming.

Del 70% restante, el 55% vuelve a las discográficas y a los cantantes o músicos intérpretes, mientras que el 15% es para los autores y editores musicales.

«Ya no podemos aceptar un modelo económico que, a pesar de un incremento exponencial de los usuarios y la oferta, sea incapaz de remunerar de forma adecuada a los creadores: necesitamos incrementar la parte correspondiente a los ingresos totales y abordar los desequilibrios sistémicos», ha señalado, el presidente de GESAC, Gernot Graninger.

Por su parte, Véronique Desbrosses, directora General de GESAC, cree necesario alcanzar «un mercado más equilibrado y sostenible que no olvide a los creadores».

«Los servicios de streaming están ofreciendo acceso a un catálogo masivo de música de una forma simplificada y sencilla, pero carente de respuesta a las expectativas de los creadores en términos de remuneración y reconocimiento», ha concluido Desbrosses.

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal

close

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal