Queremos hacer buenos negocios, pero vinculados a un futuro mejor

210 vistas
lectura 2 mins

Por Josefa Monge, presidenta ejecutiva de Sistema B Chile.

Una de las grandes lecciones que nos dejan estos tiempos ha sido palpar el impacto global y sistémico de nuestras acciones. Las crisis sociales, sanitarias y climáticas que se viven en el mundo entero, y sus repercusiones en los rincones más recónditos del planeta nos obligan a observar, cuestionar, y en lo posible, a medir y gestionar un aporte positivo al mundo que queremos construir.

Al hablar de negocios la situación es similar. Los desafíos y oportunidades de la conexión global nos permiten vincularnos con otros más allá de nuestras fronteras, abriendo espacio a colaboraciones insospechadas que fomenten la innovación y el impacto positivo. Porque cada acción que tomemos tendrá un impacto, tanto en el entorno social como medioambiental. De ahí que sea vital fomentar relaciones que vayan más allá del retorno financiero, que sirvan para generar un sistema económico más resiliente e inclusivo, en lo económico, social y ambiental.

Este año, Sistema B conmemora 10 años de presencia en América Latina, una década trabajando codo a codo con líderes empresariales y empresas, entidades gubernamentales, la sociedad civil, y movimientos sociales, con el objetivo de construir una nueva economía donde el éxito no sólo se mida en términos financieros, sino también por el impacto positivo y bienestar que se genera en las personas y en el planeta.

De un puñado de empresas sociales que fueron pioneras en el movimiento, fuimos escalando a empresas de mayor tamaño, contando hoy con empresas de todos los tamaños e industrias; como empresas abiertas en bolsa, unicornios y multinacionales que han tenido el coraje y la voluntad de asumir un compromiso de mejora contínua y de ir más allá de las exigencias legales. Algo así como: queremos hacer buenos negocios, habiéndonos hecho urgentes preguntas.

Con alegría hoy podemos decir que desde 2012 Sistema B, aliado global de B Lab, se ha expandido por toda la región, con una comunidad de más de 900 Empresas B certificadas en la zona, todas testimonios concretos de que es posible desarrollar formas de operar sustentables; que facturan más de US$ 63 billones y emplean a más de 120 mil personas. En este contexto, Chile destaca por ser el país con más Empresas B per cápita.

Aún hay mucho por hacer. Parte importante de lo que se necesita es construir más puentes para que las acciones y anhelos particulares de una organización puedan alinearse con los de otras, y así, se extienda su impacto positivo más allá de sus fronteras. Es decir, abrir los mercados a una nueva economía.

En ese sentido resultan fundamentales instancias como la Ronda de Negocios Latinoamérica Conectada, donde empresas y organizaciones de toda la región y diversos rubros pueden encontrar aliados estratégicos, partners o simplemente una oportunidad de negocio con organizaciones que han decidido sumarse al desafío de construir un mejor modelo.

Poco a poco el mundo regresa a la normalidad, las restricciones sanitarias van quedando atrás, pero el llamado a la acción para construir juntos un modelo mejor sigue más abierto que nunca, y desde Sistema B queremos invitarte a hacerlo juntos.

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal

close

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal