Alejandro Gutiérrez, cofundador de LinkU-Ventures: «Pienso que el gobierno de Petro buscará democratizar y ser más inclusivo, será mucho mejor para el ecosistema»

284 vistas
lectura 6 mins

Gutiérrez, Managing partner de la compañía colombiana LinkU-Ventures, decidió fundar una firma que no gravite tanto en los emprendedores. Su misión es acercar al inversionista a las oportunidades que ofrece la transformación digital. Habló con Tekios de venture capital, del ecosistema de emprendimiento en A. Latina y de la llegada de Gustavo Petro al gobierno nacional de Colombia.

La red de ángeles inversionistas LinkU-Ventures nació de las conversaciones de tres amigos, Daniel Toro, Felipe Cano y Alejandro Gutiérrez, todos con una trayectoria de más de 10 años en los ecosistemas digitales de la vibrante escena de Medellín.

Ahí, en medio de largas jornadas llegaron a una conclusión: «Aunque América Latina es un territorio supremamente fértil para las startups, el panorama es muy diferente para el ecosistema de inversión, que es muy endeble; siempre los mismos fondos de inversión, las mismas family offices, los mismos inversionistas ángeles», recuerda Gutiérrez.

Link U- Ventures tiene como referente las plataformas israelitas OurCrowd y la estadounidense AngelList, porque «queremos democratizar el acceso a las oportunidades de inversión en América Latina», ratifica Alejandro Gutiérrez.

¿Por qué este modelo de negocios, una red de inversionistas ángeles y no una incubadora o una aceleradora?

-América Latina es fértil para las startups, pero el panorama para los inversionistas es muy sesgado. Veíamos también que Israel movilizaba, en un año, unos US$80 billones en emprendimientos y Latinoamérica, cuando nosotros comenzamos en 2019, apenas llegaban a los dos US$2 o US$3 billones. Entonces, nos dimos cuenta que la gran mayoría de los ángeles inversionistas en el punto de inflexión, donde los emprendimientos brincan a los fondos de inversión, eran muy pocos. Y también que los inversionistas de sectores tradicionales, que habían construido sus excedentes patrimoniales en sectores tradicionales, solo invertían en lo mismo de siempre: propiedad raíz o en el mercado accionario. Cuando aparecían soluciones tecnológicas muy revolucionarias no había muchos inversionistas calificados en Latinoamérica que estuvieran dispuestos a entender el mercado.

¿Cuál era la razón de que esos inversionistas tradicionales no vieran el potencial de las startups?

-Muy pocos de esos inversionistas tenían en el radar invertir en startups básicamente porque no sabían cómo. No entendían la dinámica de lo que es invertir en venture capital. Desde ahí empezamos a materializar la idea de LinkU-Ventures como una comunidad para democratizar el acceso a las oportunidades de inversión. «Connecting a new generation of smart capital» es nuestro propósito. Es decir, nosotros buscamos conectar a una nueva generación de capital inteligente, ese inversionista que aparte de tener recursos económicos también tiene un background profesional que es altamente eficiente o efectivo para los emprendedores.

-¿A qué tipo de startups apunta LinkU-Ventures?

-Por naturaleza entramos en etapa semilla. Hemos tenido algunos pre semilla, bridge y algunos en serie A, pero por la tipología misma de lo que es una red de ángeles llegamos cuando ese emprendimiento empieza a tener una tracción, a avanzar, cuando ya pasó de ser un PowerPoint a tener indicadores, clientes, a tener unos números o lo que llamamos un product market fit.

No tocamos compañías en la etapa de ideación porque eso se lo dejamos a estamentos gubernamentales, a incubadoras que toman emprendimientos demasiado tempranos y donde un ángel inversionista no está dispuesto generalmente a correr riesgos tan altos.

¿LinkU se crea como una startup?

-Sí, desde cuando empezamos a tocar puertas de personas cercanas, conocidos, amigos, y empezó a crearse una comunidad. En 2019 formalizamos la compañía y arrancamos operaciones formales.

Hemos consolidado una red de aproximadamente 300 inversionistas con presencia en 11 países de América Latina. También tenemos grupos de inversionistas en países fuera de la región andina, como Australia, Bélgica, Estados Unidos, personas que han tenido contacto con el mercado latinoamericano y dicen ‘yo quiero aprender a invertir en startups de la región’.

-Entonces, entre los planes está hacer rondas de inversión para LinkU-Ventures.

-Estamos en una ronda abierta donde solo está habilitada en una primera instancia para nuestros miembros, para nuestra comunidad de 300 inversionistas, aunque ya hay otras personas que también están interesadas en sumarse, poner un ticket y ser parte de lo que está pasando en LinkU. Y es que uno de los grandes atractivos es que somos una compañía value driven, o sea, más enfocada en un crecimiento sostenido rentable, más que ser una startup tradicional, que busca levantar plata para quemar y quemar plata. Los recursos no están muy enfocados a contratar, sino que buscamos fortalecernos donde ya tenemos presencia de inversionistas.

NEOINVERSIONISTAS

¿Qué le ofrece LinkU-Ventures a este nuevo tipo inversionistas?

-Trabajamos sobre 3 verticales o productos que le entregamos al inversionista. El primero es un programa de formación que busca es mejorar las habilidades técnicas en temas de inversión ángel. Esto buscando tocar los diferentes ámbitos que hay en una inversión, desde lo legal, lo tributario, lo financiero, la negociación.

El segundo es un tema de acceso a oportunidades de inversión. LinkU-Ventures tiene un equipo de scouting que busca startups en toda Latinoamérica. Evaluamos un promedio de 30 a 40 compañías todos los meses. Las filtramos y escogemos las mejores 10. Las presentamos en dos momentos del mes en un formato tipo Demo Day o Pitch Day donde esperamos que despierten el interés del inversionista y que se generen negocios. A la fecha hemos canalizado un poco más de US$3 millones en casi 20 startups en diferentes sectores, el 70 % colombianas y 30 % del resto de América Latina.

El tercero es un tema de conexiones y networking. La gran mayoría de los inversionistas son perfiles muy homogéneos: presidentes, vicepresidentes, C-levels o altos ejecutivos, personas que tienen excedentes de capital y que quieren aprender a invertir en emprendimientos, pero que no quieren salir a buscar a la calle esas startups.

Hacemos eventos de relacionamiento en donde lo que buscamos es conectar a esos inversionistas. Somos precursores de un mecanismo que ha funcionado mucho dentro del LinkU, que son las coinversiones o inversiones sindicadas. Juntamos a 5 o 6 inversionistas y movilizamos un solo ticket de inversión más grande o una inversión sindicada hacia la compañía que fue de interés de todos.

Y cómo se hace eso. ¿Son membresías?

-Tenemos dos tipos de membresías. Una membresía que llamamos Early Investor, para el inversionista que está dando sus primeros pasos dentro del ecosistema, más como espectador, queriendo entender cómo funciona y con un pago de US$ 300 al año. Y tenemos otra que llamamos Smart Investor que paga US$ 1.000 al año, y que está más enfocada para ese inversionista ya más calificado, con trayectoria, que dirige un fondo, una family office, que ya es un ángel inversionista y que quiere más contenido.

¿Hay VCs en esta red?

-Claro, tenemos varios. Roca Ventures, Kaszek, y muchas family offices, aunque la mayoría son ángeles inversionistas naturales.

AMPLIANDO LA RED

Tenemos entendido que ustedes ya son rentables. Además de las membresías, ¿como monetiza LinkU-Ventures?

-De cara a la comunidad de inversionistas, con las membresías; de cara a las startups, hay un modelo de fee de éxito.

¿Cuál podría ser un ejemplo de una muy buena inversión?

-Un muy buen ejemplo reciente: Mesfix, una fintech colombiana fundada por Felipe Tascón. Se presentaron en LinkU hace apenas unos meses. Varios inversionistas entraron ahí de manera sindicada y el mes pasado se hizo un primer llamado a Exit y varios de los inversionistas hicieron un exit a 3X, algo supremamente valioso.

Después de que se consoliden estas tres verticales, ¿qué planean?

-Hoy somos la red de ángeles más grande de Colombia y creemos que podemos ser la red de ángeles más grande de Latinoamérica. Queremos abarcar el mercado latinoamericano, pasar de 300 inversionistas a 3.000 rápidamente. También vienen diferentes verticales dentro de la compañía, como es el lanzamiento del primer rolling fund del LinkU-Ventures este año.

MÁS OPORTUNIDADES CON PETRO

El hoy expresidente Iván Duque dijo que Colombia era el Silicon Valley de América Latina, y uno de sus programas fue la economía naranja. ¿Cómo vislumbras el futuro de los ecosistemas digitales ante el cambio de gobierno?

-Latinoamérica y Colombia producen tantos emprendimientos porque somos una región con muchos problemas. Cuando hay tantas cosas que resolver salimos muchas personas para volvernos parte de la solución. Y Colombia no es Medellín, Colombia no es Bogotá. Colombia es una región de 50 millones de habitantes donde la gran mayoría de personas no tiene unas condiciones básicas para crecer.

Evidentemente todo cambio trae una tensión, pero creo que es normal. Pienso que el gobierno de Petro buscará democratizar y ser más inclusivo, y será mucho mejor para el ecosistema. Vamos a empezar a escuchar emprendedores súper potentes en el Vichada, emprendedores súper potentes en los Llanos, ya no solamente vamos a escuchar de Medellín y Bogotá. Muchos sectores van a empezar a florecer, y por ende, habrá más inversionistas.

Diferente a lo que muchos dicen, creo que va a ser un gobierno que va a fortalecer inmensamente el ecosistema al incentivar el acceso a más oportunidades en sectores no tradicionales

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

close

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

Cofundador de Tekios, es ingeniero industrial y periodista. Tras una larga experiencia en México y en Colombia en los sectores financiero, manufacturero e inmobiliario, hace más de una década publica en diferentes medios de América Latina: Milenio, El Universal, Expansión, Chilango, Animal Político (México); CNN y Esquire (Latam); Clarín (Argentina); Semana, Cromos (Colombia). Fue corresponsal de AméricaEconomía en México. Su continua búsqueda de historias originales y trascendentes dentro del periodismo de economía y negocios, lo llevaron al encuentro con las tecnologías disruptivas y su gran poder transformador para la región.

Lo más reciente de Q&A