Encontrando al Unicornio Azul: invertir en crecimiento impulsado por innovación en A. Latina y el Caribe

247 vistas
lectura 4 mins

Por Luis Felipe López-Calva, director regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La inversión del sector privado es un motor clave del crecimiento. Esto es particularmente importante para una región como América Latina y el Caribe, que ha experimentado un crecimiento limitado impulsado por la productividad en las últimas décadas y ha luchado con patrones volátiles de expansión y retracción económica.

Cultivar un entorno empresarial próspero para las empresas de nueva creación puede ayudar a desbloquear un modelo de crecimiento más basado en la innovación y fomentar ganancias de desarrollo adicionales relacionadas, como la creación de empleo o inversiones complementarias en áreas como la capacitación en habilidades y la infraestructura digital. En particular, en el contexto de movilidad restringida durante la pandemia de la COVID-19, las empresas innovadoras que aprovecharon la tecnología para superar las barreras de acceso a diversos bienes y servicios (como empresas de comercio electrónico, empresas de tecnología financiera, empresas de tecnología educativa y otros tipos de plataformas digitales) expusieron las limitaciones de muchas organizaciones existentes (tanto privadas como públicas) para satisfacer las necesidades de los consumidores y ciudadanos de hoy.

Este #GraphForThought utiliza datos de la empresa de inteligencia de mercado Crunchbase para explorar el ritmo cambiante de la inversión del sector privado en ALC. Este #GraphForThought explora cómo ha cambiado la creación de «unicornios» (definidos como empresas privadas de nueva creación con una valoración de más de mil millones de dólares) en los últimos cinco años. Es importante tener en cuenta que la gran mayoría de todas las empresas unicornio del mundo tienen su sede en solo dos países: Estados Unidos (hogar del 50 % de las empresas unicornio) y China (hogar del 18 % de las empresas unicornio). Si bien la región de ALC alberga solo 2,4% de todas las empresas unicornio en el mundo, todavía se destaca entre las regiones en desarrollo en este sentido (solo detrás de Asia), y en 2021 fue reconocida como la región de más rápido crecimiento en términos de inversión de capital de riesgo.

De hecho, como muestra el gráfico a continuación, 2021 fue un año récord para la cantidad de unicornios en ALC. Con más de 16 unicornios recién creados (y 2 unicornios que han salido), esto fue más de 3 veces la cantidad de unicornios nuevos creados en cualquier año anterior. El desempeño abrumadoramente positivo en 2021 también es válido cuando se analiza la inversión de riesgo en empresas emergentes de manera más amplia (yendo más allá de los unicornios para considerar también empresas emergentes más pequeñas). Por ejemplo, CB Insights estima que las nuevas empresas en la región atrajeron más de US$20 mil millones en fondos de riesgo en 2021, que es casi 4 veces más que la cantidad más alta recibida en cualquier año anterior. Al igual que en otras partes del mundo, gran parte de este crecimiento fue impulsado por la inversión en empresas fintech, aunque también han surgido nuevos unicornios en una variedad de otros sectores tecnológicos (que incluyen «adtech, foodtech, retailtech, deeptech y logtech).” Sin embargo, no está claro que este auge continuará. Si bien 2022 aún está en marcha, las estimaciones del primer trimestre sugieren que la inversión se está desacelerando en la región. Un entorno económico difícil marcado por factores como la alta inflación, el aumento de las tasas de interés y la inestabilidad del mercado están bloqueando el volumen de los flujos financieros entrantes y varias de las “historias de éxito” de puesta en marcha del año pasado se enfrentan a nuevos desafíos, como se evidencia en varios despidos importantes recientes y retrasos de OPI previstas.

Al observar las diferencias en la ubicación de las empresas unicornio dentro de la región, vemos que el panorama unicornio es bastante desigual. Como muestra el gráfico a continuación, la gran mayoría de los unicornios de la región se concentran en unas pocas economías grandes, con más de las tres cuartas partes en Brasil y México. Estos dos países no solo tienen el mejor desempeño regional en términos de la cantidad de empresas unicornio, sino que también son los mejores a nivel mundial. Con 19 unicornios, Brasil ocupa el puesto número 9 en el mundo en términos de países con más unicornios; y con 8 unicornios, México ocupa el puesto #15 (1 de junio de 2022).

El auge de la pandemia en los unicornios y las inversiones en empresas emergentes en América Latina refleja un patrón más amplio de innovación que fue impulsado por la crisis. Esto se manifestó dentro del sector privado a través del surgimiento de nuevos productos, nuevas formas de producción y nuevos mercados. En particular, en un contexto de creciente distancia física, la tecnología jugó un papel fundamental en la transformación de la entrega de bienes y servicios existentes. Si bien las inversiones financieras en nuevas empresas se están desacelerando en la región, es importante que las inversiones institucionales más amplias en la creación y configuración de “ecosistemas de innovación” en los países de la región continúen creciendo.

De hecho, las instituciones juegan un papel fundamental para superar los desafíos de coordinación inherentes a la promoción de la inversión y la innovación. Esto implica, por ejemplo, explotar complementariedades como inversiones en infraestructura digital y habilidades junto con esfuerzos para construir entornos regulatorios que favorezcan mercados justos y competitivos que permitan procesos de “destrucción creativa”. Es importante destacar que también implica unir las preocupaciones de eficiencia con las preocupaciones de equidad. Por ejemplo, esto significa trabajar para garantizar que la legislación para proteger a los trabajadores y consumidores (desde políticas de protección social hasta leyes de privacidad de datos) pueda evolucionar junto con la aparición de nuevas industrias disruptivas.

*Este artículo fue publicado originalmente en PNUD LAC.

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

close

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

Lo más reciente de Opinión