Cinco acciones para crear empresas sostenibles

306 vistas
lectura 3 mins

Por Pedro S. Pereira, Chief Sustainability Officer, SAP América Latina y Caribe.

Mucha gente dice que las empresas deben preocuparse por el planeta y las personas porque sus clientes y empleados lo demandan. Yo creo que deben preocuparse porque eso es lo correcto. Pero aún más importante: deben ocuparse. Las que no lo hagan corren el riesgo de quedarse atrás.

Es un hecho que están emergiendo modelos de negocios que ponen a las personas, el planeta y la rentabilidad en pie de igualdad. Dentro de unos años, serán la norma y habrán reinventado la forma en que las empresas crean valor.

Tanto en América Latina como en el resto del mundo, este es el futuro. Hoy es posible ser sostenible y rentable al mismo tiempo, y dentro de muy poco tiempo ninguna empresa será rentable a menos que sea sostenible. De la mano de crecientes regulaciones, inversionistas verdes y cambios políticos y sociales, rentabilidad e impacto están cada vez más ligados.

En SAP, tenemos un compromiso de larga data con la sostenibilidad y hemos aprendido mucho acerca de cómo medir y gerenciar el impacto de los negocios sobre el planeta y las personas. Quiero compartir con ustedes algunos de esos aprendizajes. Estas son 5 acciones para crear una empresa sostenible:

1. Establecer una estrategia de negocios con la sostenibilidad, tanto del planeta como de las comunidades, en el centro.

Es importante establecer una estrategia de negocios sostenible y no intentar agregar temas de sostenibilidad a nuestra vieja estrategia de negocios.

Para generar verdaderos beneficios, la sostenibilidad debe estar arraigada en cada una de las funciones principales de la empresa, incluyendo las finanzas, la gestión del capital humano, el diseño de productos y servicios, la fabricación, la gestión de la cadena de suministro y la experiencia del cliente.

2. Integrar la información financiera y no financiera, y ponerlas en pie de igualdad.

Para llevar a buen puerto cualquier estrategia, es necesario cuantificar y analizar resultados. Recopilar y analizar datos de sostenibilidad es un paso clave para lograr una gestión holística de una empresa sostenible.

3. Medir y gestionar las emisiones de carbono de todo el ecosistema, no solo del negocio.

La transparencia sobre las emisiones de carbono de un producto en toda la cadena de valor, incluida la producción, las materias primas, el uso de energía y el transporte, es esencial para poder cuantificar la huella de carbono y reducirla.

Actualmente, las emisiones se clasifican en tres tipos: de alcance 1, producidas directamente por el emisor a través de la quema de combustibles; de alcance 2, indirectas, generadas por la electricidad comprada y consumida por emisor; y de alcance 3, producidas por otras entidades vinculadas al emisor.

Así, la huella de carbono de una organización o un individuo se compone por los tres tipos de emisiones. Tener métricas que permitan medir los tres tipos de emisiones es fundamental para tener claridad acerca de las inversiones reales y necesarias para acelerar la acción empresarial sostenible y la innovación. Hay estudios que muestran que las emisiones de la cadena de suministro (emisiones de alcance 3) son en promedio 11,4 veces más altas que las emisiones operativas.

4. Abrazar la circularidad y convertirse en regenerativo.

El 91% de los recursos materiales se pierden en vertederos o se filtran al medio ambiente una vez consumidos. Por eso, una estrategia sostenible debe incluir principios operativos para reducir, reutilizar, reciclar y recuperar material.

El siguiente paso es incluir acciones que regeneren la naturaleza (como la reforestación, la restauración de humedales, la incorporación de árboles y vegetación en las ciudades y la rehabilitación de las zonas costeras y los ecosistemas oceánicos). Además de ser lo correcto, convertir un negocio en neto positivo es una enorme oportunidad de negocios.

Según el Foro Económico Mundial, las empresas que ponen a la naturaleza en primer lugar generarán US$10,1 billones al año en oportunidades de negocios y crearán 395 millones de trabajo para 2030.

5. Priorizar a las personas en toda la cadena de valor.

La sostenibilidad no se refiere solo al medio ambiente. ¿De qué nos serviría salvar al planeta si las personas siguen viviendo en malas condiciones?

Para asegurar que una estrategia de negocios promueva la diversidad e inclusión y proteja los derechos humanos, las empresas deben tener visibilidad acerca de su propia fuerza laboral y la de su ecosistema y cadena de suministro.

América Latina es una región que lleva la conexión con la naturaleza y la vida en su ADN. Es momento de activar nuestro gen sostenible para hacer eco y multiplicar rentabilidad, planeta y acción.

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

close

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

Lo más reciente de Opinión