Debut en la Bolsa: ¿cuáles son las oportunidades y riesgos de invertir en una IPO?

336 vistas
lectura 8 mins

De acuerdo al neobanco y unicornio brasileño Nubank, el debut de una empresa en Bolsa no está exento de riesgos y beneficios.

El debut de una empresa en Bolsa es un evento que suele llamar la atención de todo el mercado financiero. Entre los inversores despierta interés y curiosidad por beneficiarse de la posible revalorización de acciones, BDRs, ETFs o cuotas de fondos inmobiliarios, por ejemplo. Pero, después de todo, ¿cuáles son las oportunidades y los riesgos de invertir en una oferta pública inicial?

Nubank, el neobanco y unicornio brasileño, se hace esta pregunta en una publicación de su blog corporativo, a poco de hacer su debut en la Bolsa de Nueva York. La compañía, respaldada por el vehículo inversor de Warren Buffet, ha corregido a la baja las proyecciones para el precio de sus acciones en su salida a Bolsa, desde un rango de US$10-11 a un precio de entre US$8 a 9 por título. Así lo comunicó la semana anterior la empresa en un documento remitido a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés). En este escenario, la valoración aproximada de la empresa se situará en torno a los US$40.000 millones, lo que supone una reducción de unos US$10.000 millones con respecto a las previsiones realizadas hace un mes.

Pero ¿qué es una IPO? El acrónimo de Oferta Pública Inicial, el proceso para que una empresa ingrese a la Bolsa de Valores y venda sus acciones por primera vez. A partir de ahí, los inversores pueden comprar acciones y BDR (Brazilian Depositary Receipts) de una empresa, así como acciones en algunos tipos de fondos.

También hay IPO de valores de renta fija y de fondos de inversión, entre otros, pero la lógica es la misma, explica Nubank: es el primer momento en el que esos bonos (o acciones, en el caso de los fondos) se ponen a disposición de los inversores.

Las empresas que cotizan en bolsa en otros países también pueden realizar una oferta pública inicial en la Bolsa de Brasil. En este caso, la empresa negociará BDR (acrónimo de Brazilian Depositary Receipt). Este certificado de depósito representa las acciones que se venden en el exterior.

Entrar en Bolsa significa que la empresa se convierte en una empresa que cotiza en bolsa. En otras palabras, los inversores pueden comprar y vender acciones de la empresa desde allí. Cualquiera que compre acciones (es decir, invierta) se convierte en socio de la empresa o en su accionista. Realizar una OPI es uno de los caminos que puede seguir una empresa para recaudar fondos para financiar expansiones y nuevos proyectos. Así, también es posible atraer nuevos socios e inversores.

¿CUÁL ES LA OPORTUNIDAD DE INVERTIR EN UNA IPO?

La principal oportunidad para invertir en una IPO es la posibilidad de tener rentabilidad a medio y largo plazo. Cuando una empresa debuta en la bolsa de valores, los valores estipulados para las acciones pueden caer por debajo de lo que el mercado considera justo. Y cuando esto sucede, las empresas comienzan a vender acciones a un precio inferior al esperado.

En general, estos activos tienden a apreciarse en valor el día de su apertura y en las semanas siguientes, pero además de beneficiarse el inversionista con la apreciación de las acciones a lo largo del tiempo, vendiendo por un precio más alto del que pagó, en algunos casos es posible recibir dividendos, que forman parte del beneficio que las empresas distribuyen a los accionistas.

¿Y LOS RIESGOS DE UNA IPO?

¿Se apreciarán todas las acciones el día de la IPO y en las semanas posteriores? No. Es imposible predecir cómo se comportarán las acciones de una empresa después de una IPO. Al fin y al cabo, se trata de una inversión de renta variable, es decir, los precios de las acciones fluctúan constantemente y no es posible saber de antemano cuál será la rentabilidad. En este sentido, considere esta imprevisibilidad antes de tomar una decisión, ya que el riesgo de devaluación de las acciones es alto, advierte en su explicativo Nubank.

Otra dificultad es el análisis antes de invertir. Estudiar la empresa que realiza una oferta pública inicial no siempre es una tarea fácil. Pero dado que las acciones de la empresa nunca se han negociado en el mercado financiero, es difícil evaluar cuestiones como la volatilidad y la demanda.

También es difícil saber cómo es la empresa en relación con sus competidores, especialmente si pertenece a una industria con pocos representantes. De ahí la importancia de leer el Prospecto de Emisión o Prospecto Preliminar. Este es uno de los documentos más importantes en el proceso de IPO, con cientos de páginas y diversa información importante como: riesgos operativos, precio o rango de precios de las acciones, destino de los recursos que recaudará la empresa, estudio de viabilidad, inversión mínima requerida, entre muchos otros factores.

¿POR QUÉ LAS EMPRESAS REALIZAN UNA IPO?

La llegada de nuevas empresas a Bolsa genera beneficios para el conjunto de la economía. Esta es una de las formas que tienen las empresas para recaudar fondos en el mercado y financiar un crecimiento, expansión y desarrollo más rápido de nuevos proyectos.

Con este dinero extra, que las empresas recaudarán de miles de inversores, es posible abrir un abanico de nuevos caminos y oportunidades que pueden llevar el negocio de la empresa a otro nivel.

Otro beneficio es una mejora en la imagen y credibilidad de la empresa, ya que necesita adaptarse a una serie de requisitos para negociar acciones en Bolsa. La OPI puede incluso ayudar a atraer nuevos talentos a su fuerza laboral.

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

close

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

Lo más reciente de Explicativos