Descubra los «nuevos tangibles» del sector financiero, esas cualidades y activos clave que una fintech necesita para prosperar

/
271 vistas
lectura 12 mins

De acuerdo a un informe de Lendit Fintech y LatAm Intersect PR, la industria fintech tendrá que redefinirse a sí misma. Los «nuevos tangibles» son un camino.

Para que la banca y especialmente la industria fintech pueda aprovechar el potencial que ofrece América Latina, el sector tendrá que «encontrar nuevas formas de establecer la confianza, nuevos marcos y estándares para asegurar el servicio; nuevos canales de marketing a los que conectarse con sus clientes (en muchos casos, por primera vez) y un nuevo conjunto de habilidades y calificaciones».

Esta es una de las conclusiones del reporte «The State of LatAm Fintech Report», que elaboró Lendit Fintech con LatAm Intersect PR (el reporte analizó el sector fintech en América Latina a partir de las respuestas de 300 profesionales de fintech con sede en América Latina o que trabajan para la región), donde surge el concepto «nuevos tangibles», aquellos activos y cualidades que generan valor, diferenciación de marca y confianza.

Estos «tangibles», nuevas cualidades y activos, son hoy clave, a juicio de los encuestados por Lendit Fintech con LatAm Intersect PR, porque el tradicional campo de juego de los activos físicos (redes de sucursales, imponentes fachadas) y la reputación (relaciones establecidas e intereses compartidos) cuentan poco en un mundo donde un teléfono móvil es el principal «bien inmueble», mientras que el boca a boca, a menudo a través de las redes sociales, es la nueva poderosa forma de validación.

Como los esenciales que históricamente han definido y sostenido el sector bancario de América Latina no son suficientes para garantizar el futuro, «los nuevos tangibles de los servicios financieros en América Latina son un nuevo conjunto de cualidades y credenciales que los bancos y, en particular, el sector fintech, tendrán abrazar para prosperar».

En Tekios analizamos algunos de los datos y conclusiones que arroja esta encuesta realizada a profesionales pertenecientes a diferentes subsectores (online, tradicional, B2B, B2C), desde la banca minorista hasta la banca de inversión.

LOS NUEVOS TANGIBLES

Si los «tangibles» tradicionales de la banca latinoamericana incluían bienes raíces visibles, una red concentrada de sucursales y un legado histórico de estabilidad y probidad, entre los «nuevos tangibles» de la banca latinoamericana debe estar el compromiso y participación en la inclusión financiera.

Y esa oportunidad real de inclusión, asegura el reporte, no se debe limitar a la apertura de cuentas bancarias para una nueva generación de clientes; se debe extender a todos los aspectos del comercio electrónico para acoger y establecer relaciones con un nuevo grupo de clientes.

Otro «nuevo tangible» es el conjunto de habilidades y experiencias que las instituciones necesitarán para prosperar. Y estas no son solo técnicas (analistas de datos y programadores de IA) son también humanas (ventas y marketing para el cumplimiento normativo). «Es la combinación de humanos y tecnología que representará el ‘nuevo tangible’ para el sector en América Latina», explica el estudio.

Otro tangible parte del establecimiento de una nueva base de confianza. Mientras que los bancos tradicionales confiaban en una presencia física y relaciones para construir reputación entre su base de clientes, en el futuro los servicios de fintech tendrán que establecer relaciones de forma remota, a través de asistencia, aplicaciones en las que los consumidores confíen, y a través de servicios seguros e interrumpidos en todas sus plataformas.

«Ese ‘nuevo tangible’ de la confianza tendrá que ver con la transparencia, la seguridad y la privacidad de los datos, así como el cumplimiento de una serie de normativas que, en muchos casos, aún se están definiendo», agrega el reporte.

INCLUSIÓN FINANCIERA, LA GRAN OPORTUNIDAD

Pero así como los encuestados hablan de nuevas claves para el sector, también dieron sus impresiones sobre las oportunidades que tiene al frente la industria fintech.

El 55,6% de los encuestados dijeron que la inclusión financiera es la oportunidad más inmediata para el sector fintech en la región, superando ampliamente las otras respuestas: la transformación digital del sector (30,0%) e impulsar empresas locales y nuevas empresas (12,5%).

«El consenso de nuestra investigación sugiere que el impacto real y duradero está en la inclusión financiera y que el papel del fintech se podrá sentir más allá del propio sector, principalmente, en el comercio minorista (retail)», afirma el informe. El 60% de los encuestados está de acuerdo con esto y es una tendencia ciertamente acelerada por el impacto de la pandemia de Covid-19.

EL AGRO, UNA GRAN OPORTUNIDAD FINTECH

13 millones de ciudadanos, en 2020, en América Latina, llevaron a cabo una primera transacción en línea, incluido el comercio electrónico con sus compras, servicios de transmisión y aplicaciones de entrega, además de aumentar la dependencia de los servicios financieros en línea, como el pago de facturas.

Además, según una investigación de Mastercard, 40 millones de ciudadanos obtuvieron acceso al sistema financiero formal a partir los programas de alivio de los gobiernos, por Covid-19, durante el año pasado.

Aunque el reporte considera que el retail será la gran oportunidad «más allá de la banca» para el sector fintech, uno de los resultados que más sorprende tiene que ver con el impacto del fintech en el sector agrícola: 12,6% de los encuestados cree que ahí está la mayor oportunidad, por encima de sectores como gobierno y servicios (8,5%), servicios como consultoría, publicidad, y marketing (7,8%) y transporte y logística (5,1%).

Será porque la agricultura familiar representa actualmente el 81% de las explotaciones y genera el 50% del empleo en la agroindustria en América Latina. «La liquidez es la principal barrera financiera de los agricultores», por lo tanto, «presenta una obvia oportunidad para las fintech», asegura el reporte.

ENTORNO REGULATORIO Y TALENTO, LAS GRANDES BARRERAS

Para el 54,2% de los encuestados, la principal barrera para la industria fintech en la región es el entorno regulatorio.

«Los efectos positivos de tales marcos regulatorios, cuando están en su lugar, ya son evidentes en los pocos países que los han implementado. México, por ejemplo, fue el primer país latinoamericano en establecer un marco regulatorio para las fintech en 2018. En 2020, el país ya contaba con el mayor número de empresas fintech registradas en la región (441), seguida de las 377 de Brasil», afirma el informe.

La segunda barrera, según el 31,5% de los encuestados, es la falta de talento humano. «Los inversionistas buscan servicios y plataformas que puedan escalar, que garanticen un nivel de experiencia del cliente, que sean completamente compatibles y seguras, y que (en la mayoría de los casos) sean totalmente compatibles con otros servicios financieros. Tales consideraciones dependen de niveles significativos de capital humano y experiencia», detalla el reporte.

Donde existe un mayor déficit según los resultados de la encuesta es en los analistas de datos, según el 45,1 % de los encuestados, y en inteligencia artificial, realidad virtual y aprendizaje automático, una respuesta por la que opta el 35,3 % de los encuestados.

CONSTRUIR CONFIANZA

Los «amigos y familiares» siguen siendo la fuente más influyente de información y validación a la hora de seleccionar un banco, asegura el 56,0% de los encuestados. Le siguen a gran distancia TV y radio con el 13,7%, 12,6% las redes sociales y 10,6% la información bancaria o publicidad.

«Privados del legado que disfruta la banca tradicional en América Latina, las instituciones fintech necesitan encontrar formas nuevas y alternativas de generar confianza», explica el reporte.

Sin embargo, asegura la publicación, las finanzas alternativas disfrutan de un nivel considerable de confianza en la región. La mayoría de los encuestados (70,0%) creen en el impacto positivo que pueden tener las criptomonedas en el entorno empresarial de la región. Un sentimiento que se puede ver reflejado en la alta tasa de adopción de cripto y finanzas descentralizadas en América Latina, abriendo, a su vez, nuevas fuentes de financiación, inversión y medios de transferencia.

«Si bien la inclusión financiera está en el primer renglón de la agenda para la mayoría de los encuestados, los «nuevos tangibles» de la banca latinoamericana deben incluir una normativa reguladora estable, así como un personal debidamente capacitado, concluye el reporte. «Bancos, empresas fintech y países que sean capaces de superar estos obstáculos, podrán realmente aprovechar los beneficios del fintech en la región», sentencia Lendit Fintech con LatAm Intersect PR.

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

close

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

Cofundador de Tekios, es ingeniero industrial y periodista. Tras una larga experiencia en México y en Colombia en los sectores financiero, manufacturero e inmobiliario, hace más de una década publica en diferentes medios de América Latina: Milenio, El Universal, Expansión, Chilango, Animal Político (México); CNN y Esquire (Latam); Clarín (Argentina); Semana, Cromos (Colombia). Fue corresponsal de AméricaEconomía en México. Su continua búsqueda de historias originales y trascendentes dentro del periodismo de economía y negocios, lo llevaron al encuentro con las tecnologías disruptivas y su gran poder transformador para la región.

Lo más reciente de Noticias