Photo by Executium on Unsplash

¿Qué es un token, cómo funcionan y cuáles son los más conocidos?

Iniciar

Un token es como una ficha de un casino: puede intercambiarse por dinero legal solo en el mismo casino que las ha emitido.

Un token es un elemento que representa una cantidad de dinero fiduciario, pero que carece de curso legal. Los emite una empresa para un uso específico. Pueden ser una ficha, una especie de moneda o bien vales que reemplazan al dinero fiduciario en un ecosistema cerrado, donde todas las partes acuerdan el valor, el uso y el intercambio.

Uno de los conceptos que más aparecen cuando hablamos de criptomonedas es el de token. La razón, son parte fundamental de la naturaleza de las criptomonedas.

Pero ¿qué son exactamente los tokens? ¿Cuál es su origen? ¿Cómo funcionan?

Una definición sencilla puede extraerse del siguiente ejercicio: imagina las fichas de un casino. No tiene ningún valor en la calle, ¿cierto? Con ellas no puedes comprar nada en alguna tienda, ni puedes pagar absolutamente nada fuera del casino, porque carecen de valor de curso legal, que significa lo que usamos para pagar, lo que es ampliamente aceptado, legalmente admisible como medio de pago. ¿Qué monedas de países tienen valor de curso legal? El dólar y el euro, por ejemplo.

Sin embargo, las fichas de un casino pueden intercambiarse por dinero legal en el mismo casino que las ha emitido. Esto es lo que pasa con un token: un elemento que representa una cantidad de dinero fiduciario, pero que carece de curso legal. Los emite una empresa para un uso específico. Pueden ser una ficha, una especie de moneda o bien vales que reemplazan al dinero fiduciario en un ecosistema cerrado, donde todas las partes acuerdan el valor, el uso y el intercambio.

EVOLUCIÓN DEL TOKEN TRADICIONAL

Por muchos años, una gran cantidad de individuos quisieron diseñar tokens digitales para usarlos como un medio de intercambio seguro, pero este trabajo fue infructuoso. Crear un token y una base de datos que llevará su contabilidad era una tarea sencilla, pero lo realmente difícil era crear un sistema seguro, uno que evitara cosas tan detestables como el doble gasto o la falsificación de monedas.

Pero esta historia cambió con la aparición del bitcoin y la tecnología que lo hace funcionar, blockchain. El creador de bitcoin, un anónimo personaje bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto, revolucionó el mundo, al crear los fundamentos para la creación de un token digital, seguro, transparente, privado, resistente a la censura y pseudo anónimo. Con bitcoin nacieron los tokens digitales criptográficos.

Básicamente, los tokens digitales criptográficos son lo mismo que un token tradicional, es decir, pueden ser creados por privados, carecen de valor de curso legal y pueden ser intercambiados. Pero los tokens digitales criptográficos tienen algo que los tokens tradicionales no: funcionan usando la tecnología blockchain. Esto permite controlar las debilidades de los tokens tradicionales, como la falsificación y el doble gasto.

CARACTERÍSTICAS DE LOS TOKENS

  1. Carecen de valor alguno. Los tokens son creaciones sin ningún tipo de valor, según las leyes.
  2. Son emitidos por privados. La emisión de los tokens es generalmente realizada por una persona o empresa. El respaldo y aceptación de estos tokens está supeditada a quienes emiten el token.
  3. Son creados usando materiales de muy poco valor. Desde el origen de los mismos, los tokens fueron acuñados en materiales de muy poco valor. Después de todo, nadie querría usar oro o plata para emitir un token de limitado uso.
  4. El uso de los tokens está supeditado a la existencia de un sistema que controle sus operaciones. Quienes emiten un token crean una serie de reglas que permiten realizar operaciones e intercambios de los tokens por bienes, servicios o dinero de curso legal. En el caso de los tokens digitales criptográficos, estas reglas y funcionamiento están controladas por la blockchain donde se ejecutan. Así como el contrato o programación que da origen al token mismo.
  5. Son seguros y no falsificables. Esta característica aplica solo al caso de los tokens digitales criptográficos, y es una característica que heredan de la blockchain.

¿CÓMO FUNCIONAN?

En primer lugar, un token necesita de una plataforma para desarrollarse. Esto es así porque el token necesita de un espacio o plataforma donde desarrollar y representar aquello para lo que será creado. En este caso, esa plataforma es una blockchain ya existente, sobre la cual podremos programar nuestro token.

En este punto viene lo segundo y más importante, definir el token. Esta definición pasa por darle sus características, definir qué información puede o no almacenar, y crear los protocolos que definirán su funcionamiento. Para ello, debemos usar las herramientas de programación de las que dispone la blockchain que elegimos.

Pero este último punto cambia radicalmente de acuerdo a la blockchain que elijamos. Por ejemplo, si usamos a bitcoin para crear un token, el contrato o programación del token debe hacerse usando el lenguaje de Bitcoin Script. Si por otro lado, elegimos a ethereum, deberemos usar el lenguaje Solidity para programar el smart contract que dará vida a nuestro tokens.

DIFERENCIAS ENTRE TOKEN Y CRIPTOMONEDA

Ahora bien, en este punto seguro estarás confundido intentando entender qué es un token y una criptomoneda. Bueno, son cosas distintas, muy distintas.

Por un lado, una criptomoneda es creada desde el principio con la firme intención de ser un medio de intercambio, uno que cuenta con su propia blockchain y que no depende de otro sistema para su funcionamiento. En definitiva, una criptomoneda es un sistema de intercambio de valor autosostenible.

Un token, por el contrario, no es ninguna de estas cosas. Dijimos que un token es creado para representar cualquier cosa, como una casa, una acción de una empresa, un coleccionable o las partes que conforman el todo de una línea de producción de aviones, incluyendo los aviones mismos. Sí se pueden usar como un medio de pago o de intercambio, pero su objetivo es ser un medio para representar cosas del mundo real.

Lo segundo, es que un token depende de otro sistema para funcionar, es decir, no son autosostenibles. Por ejemplo, los tokens de ethereum no serían nada si la blockchain de ethereum y su criptomoneda, ether, no existieran.

Artículo originalmente publicado en Cointelegraph

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

close

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

Lo más reciente de Explicativos