Juan Jorge Herrera, CEO de Rocketbot: «Los bots son las manos, no la inteligencia»

La startup consiguió rápido clientes en Chile, Bolivia y Perú cuando llegó el fondo Manutara que invirtió en Rocketbot US$500 mil dólares. Hoy, sus principales clientes son bancos, empresas de seguros y retail.

216 vistas
lectura 3 mins

Las3Claves.com. Gartner, la empresas consultora y de investigación de tecnologías de la información destaca en uno de sus reportes a una empresa chilena que se dedica a la Automatización Robótica de Procesos (RPA), con elogiosos comentarios. Se trata de Rocketbot, compañía que con dos años de vida camina hacia la cumbre.

Los halagos a la startup no son gratuitos. Ya posee más de 130 clientes en varios países de la región y proyecta un 2021 como un año de expansión a los principales mercados.

«Los socios fundadores, Rafael Fuentes y David Cuello, empezaron a hacer cosas de tecnología y automatización. David tiene un perfil mucho más técnico y Rafael uno comercial. Estaban haciendo cosas interesantes y los llamaron desde Google para un proyecto. Salió bien y eso les abrió la puerta de un banco», relata Juan Jorge Herrera, CEO de Rocketbot.

Para poder hacer más robots y automatizar procesos, los cofundadores crearon una mini plataforma que ayuda a hacer estos bots, softwares programados para tareas puntuales. «Cuando terminaron ese proyecto, quedó una plataforma muy interesante para RPA y salir a venderla», agrega Herrera.

Rocketbot consiguió clientes en Chile, Bolivia y Perú cuando llegó el fondo Manutara (de venture capital, que invierte hasta US$1 millón en empresas con alto potencial de escalamiento), que invirtió en Rocketbot US$500 mil dólares. Hoy, sus principales clientes son bancos, empresas de seguros y retail. Sus expectativas para 2021 son elevadas: facturar US$4 millones y llegar a 500 empresas.

¿Qué problemas solucionan las RPA y Rocketbot?
-Automatizar siempre ha sido una solución, pero es caro, necesitas mucho tiempo y es complejo porque significa desarrollo, áreas de TI, integración de sistemas, proyectos de meses y dinero. Las plataformas RPA vienen a solucionar eso, porque ahí es más fácil hacer los robots.

Ahora, en una semana o un par de días puedes tener un robot para un proceso, lo que antes te podía llevar meses. Se pueden automatizar procesos rápidamente.

Mucha gente debe pensar que trabajan con robots metálicos.
Los bots son las manos, no la inteligencia ni el cerebro para hacer algo. Le tienes que enseñar. Tiene que ser una tarea repetitiva, digital y estructurada. Se puede meter a páginas web, sistemas web (CRM, ERP, en un servidor o en la nube), a Excel, una base de datos, al mail.

Un ejemplo clásico que nos piden es la conciliación bancaria, donde el bot se puede meter a las páginas web de los bancos. Le enseñas el mail y clave, cómo descargar cartolas, pegar en un Excel, pasar a PDF y que los mande a un mail. Eso lo hace un contador todos los días en la mañana en una empresa grande, pero el robot lo puede ejecutar muy rápido.

-¿Hay aprensión porque los robots nos pueden quitar el trabajo?
-Obviamente hay una preocupación, pero siempre hay trabajo, siempre hay un mail, alguien a quien llamar, algo que vender. Si a ese analista o ejecutivo le quitas una parte del trabajo repetitivo no es que se quede sin trabajo, sino que puede hacer más cosas productivas.

En general, en los procesos que hemos visto no se despide gente. Obviamente, si hay personas que hacen cosas muy rutinarias, como copy paste, si se automatiza ese proceso se va a quedar sin pega (trabajo). Pero es muy poco, menos de 1%.

Lucha contra gigantes

-¿Cómo les ha afectado la pandemia?
-En términos de negocios, incluso pudo haber sido un aliciente, ya que las empresas han tenido que decir a sus áreas: «necesito automatizar más procesos y apurar proyectos». En el lado más terrenal se complicó porque antes viajábamos mucho por negocios. Pero si sumas y restas, ha sido una buena situación, porque las empresas nos abren las puertas, quieren meterse en estos proyectos.

-¿Qué fue lo diferente que detectaron en el mercado?
-Las empresas más antiguas de RPA tiene más de 13 años, pero hoy día está el boom de la transformación digital y las herramientas RPA. UiPath tiene un valor de mercado de US$ 11 mil millones y Automation Anywhere de US$ 5 mil millones. Son enormes y competimos con ellos todos los días.

-¿Cómo pelean con los gigantes?
-Hay que posicionar la marca: todo el día LinkedIn, redes sociales; tenemos agencia de publicidad, márketing digital. Hemos sido capaces de empujar con todo y esperemos pegar ese combo (puñetazo): que existan las wordclass, pero nosotros ganando terreno en Latinoamérica.

El próximo año vamos a poner una oficina en Estados Unidos y España, y tal vez en Hong Kong. Hay varios inversionistas interesados. Creo que Rocketbot puede ser una de las primeras empresas unicornio de Chile. Tal vez va a venir una oferta muy buena y nosotros querramos seguir, pero los inversionistas también tienen algo que decir.

Conoce más en Las3Claves

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal

close

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal