Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires usará blockchain para autenticar a los ciudadanos

416 vistas
lectura 2 mins

La innovación se realizará a través de TangoID, la plataforma de identidad digital auto soberana que están diseñando y que planean lanzar oficialmente en enero de 2023.

va a devolver «a las personas la soberanía sobre su información, el acceso, manejo y control de sus datos y documentación».

Este jueves comenzó en Buenos Aires, Argentina, el EthLatam, un evento dedicado al mundo de las criptomonedas y las soluciones de tecnología Ethereum. En el marco del evento, el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires presentó planes para poner en marcha una solución de autenticación de identidad y operaciones gubernamentales basadas en una tecnología de capa 2 de Ethereum.

El secretario de Innovación y Transformación Digital, Diego Fernández, fue el encargado de presentar TangoID, la plataforma de identidad digital auto soberana que están diseñando y que planean lanzar oficialmente en enero de 2023.

«Estamos muy contentos de que la comunidad Ethereum haya elegido a la Ciudad de Buenos Aires como sede de un evento de esta magnitud. Hoy presentamos TangoID, el protocolo de identidad digital auto-soberana que co-creamos en comunidad y que pone a las personas en el centro, devolviéndoles el control de su información y con un anclaje de seguridad a través de blockchain. Creemos que lo importante es que esto funcione como una infraestructura pública, para que cualquiera pueda construir valor, y para transformar y simplificar la manera en que el Estado y la sociedad se relacionan», explicó el político.

Según las autoridades de la Ciudad, se trata de «un nuevo paradigma que va a permitir transacciones más simples y eficientes, devolviendo a las personas la soberanía sobre su información, el acceso, manejo y control de sus datos y documentación».

«Tener una app donde los ciudadanos puedan tener su DNI no genera valor agregado. Por eso pensamos en una plataforma diseñada por el gobierno pero que no sea del gobierno», explicó Diego Fernández y agregó que «el objetivo del proyecto es construir, en consenso con la comunidad, un sistema de interacciones digitales, que inicie con el intercambio de documentos y credenciales personales».

La solución estará a cargo de Starknet, un Validity-Rollup descentralizado y permisionless (también conocido como «ZK-Rollup»). Funciona como una red L2 sobre Ethereum, permitiendo que cualquier dApp logre una escala robusta para las operaciones, pero sin comprometer la composibilidad y seguridad de Ethereum. Según el whitepaper del proyecto, se intentará contar con todas las credenciales en un mismo lugar, «logrando así tener una única identidad para todos los trámites, gestiones y servicios, sin importar la jurisdicción o el lugar de residencia de la persona, para presentarla ante organismos públicos o privados».

De la misma manera, se busca eliminar la necesidad de presentar documentación ante cada transacción, «a través de una credencial verificable, autorizada por el ente emisor, que acredite el cumplimiento de una condición por parte del individuo». Por último, se buscará hacer a los individuos “garantes sociales de sus credenciales, a través de un ecosistema abierto, confiable, seguro y transparente, montado sobre una arquitectura descentralizada» que se autoregule a través de las propias medidas de seguridad y consenso de la plataforma.

La solución tecnológica estará basada en la arquitectura propuesta por el modelo desarrollado por la fundación «Trust Over IP«. Este modelo está organizado en cuatro niveles, cada uno de los cuales tiene una dimensión de governance y una dimensión tecnológica, y se enfoca en resolver una problemática específica:

  • Nivel 1: identificadores descentralizados (DIDs)
  • Nivel 2: billeteras y agentes digitales
  • Nivel 3: intercambio y verificación de credenciales verificables

La red también tendrá interoperabilidad y trabajará sobre blockchains abiertas no permisionadas de manera multi-cadena. En el mismo sentido, toda la información privada queda almacenada en los dispositivos de los usuarios de manera off-chain.

«Buenos Aires quiere ser parte de este ecosistema, pero, como todo gobierno, tenemos que llevar a cabo acciones que estén reguladas. Por eso, se aprobó un proyecto de ley que aplica el sistema sandbox. El mismo permite testear productos en un entorno controlado para entender qué regulación usar», concluyó Fernández.

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal

close

Regístrate y recibe nuestro newsletter semanal