Las criptomonedas pueden aliviar el drama financiero de Afganistán

431 vistas
lectura 4 mins

Por John Mac Ghlionn, investigador y comentarista cultural. Su trabajo ha sido publicado por medios como el New York Post, The Spectator, The Sydney Morning Herald y National Review.

«Una de las mayores tragedias de la vida», según el autor K. L. Toth, «es perder tu propio sentido del yo y aceptar la versión de ti que esperan los demás». Para el pueblo de Afganistán -casi 40 millones de personas- la pérdida de sí mismo, así como la pérdida de vidas, se ha convertido en una realidad brutal.

Con los talibanes al mando, el caos reina ahora de forma suprema. Mientras los negocios cierran, decenas de miles de personas intentan desesperadamente huir del país. Además, a medida que el sistema político se derrumba, también lo hace el financiero. Como señaló recientemente MacKenzie Sigalos, de la CNBC, Afganistán es «un país que funciona sobre rieles financieros antiguos».

Este doloroso ajuste de cuentas, de 20 años de duración, ha dado lugar a una «escasez de efectivo en todo el país«, así como a «fronteras cerradas, una moneda que se hunde y un rápido aumento de los precios de los productos básicos«. La gente está desesperada mientras el país desciende rápidamente a las profundidades de la desolación.

Según Sigalos, muchos de los bancos del país, obviamente afectados por la rápida pérdida de valor de la moneda del país, se han visto «obligados a cerrar sus puertas tras quedarse sin efectivo».

Para empeorar las cosas, Western Union ha suspendido sus servicios. Como escribe Sigalos, «incluso el centenario sistema hawala, que facilita las transacciones transfronterizas«, ha sido cerrado. La desesperación es palpable. La gente de Afganistán necesita ayuda.

Afortunadamente, las organizaciones sin ánimo de lucro locales están haciendo todo lo posible para ofrecer ayuda. Actualmente están ayudando a unos 20.000 ciudadanos afganos «que siguen en el país a la espera de que las autoridades de los Estados Unidos tramiten visados especiales para inmigrantes».

Aquí es donde entra en juego la importancia de las criptomonedas. Para recaudar fondos suficientes para reubicar a las familias afganas las organizaciones sin ánimo de lucro están aceptando actualmente Bitcoin (BTC), Ether (ETH), Bitcoin Cash (BCH), Litecoin (LTC), Zcash (ZEC), Gemini dollar (GUSD), Balancer’s BAL, Yearn.finance’s YFI, Polygon’s MATIC, Synthetix Network Token (SNX) y Bancor Network Token (BNT).

Para los críticos de las criptomonedas, muchos de los cuales han cuestionado si sirven para algo, los acontecimientos de Afganistán demuestran cómo pueden salvar vidas, literalmente. Esto puede sonar exagerado, pero no lo es. Además de las organizaciones sin ánimo de lucro, cada vez más ciudadanos afganos recurren a las criptos.

En el artículo de la CNBC, Sigalos habló con un joven afgano que cree que se avecina «una situación como la de Venezuela». Y es muy posible que sea así. Según un informe de Bloomberg, cuando los talibanes tomaron el control de Kabul, a mediados de agosto, el afgani afgano (AFA) -la moneda del país- cayó a un mínimo histórico.

Venezuela puede proporcionar un modelo revelador para el futuro de Afganistán. El país sudamericano -asolado por la hiperinflación, la inestabilidad política y las sanciones de Estados Unidos- se encuentra en una situación desesperada. Con el país sumido en una crisis económica, las criptomonedas como Bitcoin y Ether han demostrado su valor. Según el consultor de criptomonedas ubicado en Venezuela y colaborador de Cointelegraph en Español, Jhonnatan Morales: «Muchas personas están minando y realizando trading con Bitcoin, no para adquirir productos, sino para protegerse de la hiperinflación».

Hablando de Venezuela, su gobierno anunció recientemente planes para eliminar seis ceros al bolívar. No hace falta ser economista para reconocer que el gobierno venezolano está haciendo todo lo posible para salvar una moneda que lleva años en coma por hiperinflación. ¿Podría ocurrir lo mismo en Afganistán? Si no se forma pronto un gobierno, es lo más seguro.

En Afganistán, mientras los talibanes luchan por imponer un orden político, las criptomonedas también ofrecen esperanza a los afganos. De hecho, en toda la región, en lugares como Líbano y Palestina, las criptomonedas están muy solicitadas. Un número cada vez mayor de personas de Líbano y Palestina, demasiado familiarizadas con la depreciación de las monedas y la inestabilidad política, están encontrando consuelo en las criptomonedas.

Según Arabian Business, a medida que la libra libanesa «sigue cayendo en picado y la situación económica empeora», la gente recurre a las criptomonedas, tanto como inversión como para transferir sus fondos al extranjero. Además, según el informe, un «número creciente de pequeños negocios locales, que van desde tiendas de comestibles a boutiques de moda», están aceptando el pago en Bitcoin.

Volviendo al tema, para aquellos que se apresuran a cuestionar por qué las criptomonedas son necesarias, el Líbano proporciona más que algunas respuestas. Desde 2019, la libra libanesa ha perdido alrededor del 90% de su valor. El analista político y periodista Marwan Bishara, que ha escrito extensamente sobre la situación del Líbano, dijo a los lectores que el pueblo libanés se ha ido acostumbrando a la «paradoja del shawarma»: hace dos años, «el sándwich nacional» costaba 5.000 libras libanesas o alrededor de US$2; hoy, tiene un precio de 20.000 libras, menos de US$1. Esto puede parecer oscuramente humorístico, pero hay poco humor en la depreciacion de la moneda de la nación, que esencialmente no tiene valor.

A unas 120 millas de distancia (aproximadamente 193 kilómetros), en Palestina, la autoridad monetaria del estado independiente está debatiendo actualmente si emitir o no una moneda digital propia. Mientras Palestina busca independizarse aún más del dominio israelí, una moneda digital le ofrecería al menos una forma de independencia monetaria.

Con tantos comentaristas desinformados que se fijan en los malos actores que utilizan las criptomonedas, muy pocos se centran en las personas desesperadas que las utilizan para sobrevivir. Esto nos lleva de nuevo a Afganistán, un lugar volátil y lleno de actos de terrorismo e inestabilidad política. El futuro del país es incierto, pero las criptomonedas están ofreciendo un salvavidas a los millones de afganos cuyas vidas están en juego.

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

close

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

Lo más reciente de Opinión