Conozca el desarrollo de los pagos electrónicos en Tailandia, una ruta hacia el efectivo cero

Iniciar

Los avances son el resultado de una cuidadosa planificación y desarrollo durante los últimos seis años de la implementación de servicios y sistemas de tecnología financiera. Ese nivel de preparación permitió al país estar preparado para implementar las soluciones necesarias cuando la Covid-19 aceleró la adopción de tecnología por parte de los consumidores tailandeses.

El rápido desarrollo del panorama de pagos electrónicos de Tailandia lo ha convertido en una parte esencial de la vida tailandesa moderna, permitiendo el comercio global ilimitado y acomodando el surgimiento de la «Nueva Normalidad» durante la crisis de Covid-19, al tiempo que ha sido escenario para que el reino evolucione constantemente hacia una «sociedad sin efectivo».

Los avances son el resultado de una cuidadosa planificación y desarrollo durante los últimos seis años de la implementación de servicios y sistemas de tecnología financiera, se lee en un informe publicado por Thailand NOW. Ese nivel de preparación permitió al país estar preparado para implementar las soluciones necesarias cuando la Covid-19 aceleró la adopción de tecnología por parte de los consumidores tailandeses.

El paso de Tailandia hacia el pago electrónico ha sido impulsado por el Plan Maestro Nacional de Pago Electrónico, que se inició en 2015, con el objetivo de hacer que el reino pase a una economía digital y logre el progreso económico para todos en el país.

Los cinco elementos centrales del plan son el sistema PromptPay, lanzado en 2016 para permitir que las transacciones en tiempo real se realicen utilizando números nacionales de identificación o de teléfono; la multiplicación de redes y herramientas que eliminan la necesidad de efectivo; la digitalización del sistema fiscal; el establecimiento de un sistema estatal de pago electrónico para una distribución eficiente del bienestar social y la promoción de sistemas de pago electrónico.

Los pagos electrónicos son supervisados por el Banco de Tailandia, el banco central del país que apoya el Plan Maestro Nacional de Pago Electrónico con su propia hoja de ruta para la renovación de pagos, la que proyecta que el pago digital será la opción preferida por su eficiencia, seguridad y bajo costo.

SERVICIOS VALIOSOS ANTE LA PANDEMIA

Posiblemente el mayor impulso para los pagos electrónicos masivos ha sido la proliferación de teléfonos móviles inteligentes, que colocaron el acceso a los servicios financieros digitales y de las fintech en los bolsillos de la gente.

El impulso adicional al e-Payment ha sido el advenimiento del código de respuesta rápida (QR), un sistema inventado en Japón, en 1994, y que permite que los teléfonos inteligentes lean los datos procesables. El aprovechamiento de los códigos QR para el pago electrónico fue encabezado por los gigantes chinos del comercio electrónico y los gigantes de las redes sociales Alibaba y WeChat, y llevaron a su popularidad en toda Asia, según el informe de Thailand NOW.

Las aplicaciones de banca móvil, que racionalizaron la miríada de servicios financieros en interfaces seguras y fáciles de usar, casi han reemplazado a la banca tradicional y han empujado los pagos electrónicos a ser la corriente principal tailandesa.

Las aplicaciones de banca móvil introducidas por primera vez por Kasikornbank, en 2010; luego por Krungthai Bank y Siam Commercial Bank, en 2012, inicialmente tenía funcionalidades limitadas, pero ahora han establecido características ideales para el actual panorama de e-Payment de Tailandia.

Los usuarios rápidamente comenzaron a adoptar estas nuevas herramientas. Solo un año después de su lanzamiento, el sistema PromptPay había registrado más de 718 millones de transacciones y, para diciembre de 2018, contaba con 46,5 millones de usuarios, más de la mitad de la población del país, según el informe, citando al Comité Nacional de Pagos Electrónicos.

En general, las transacciones electrónicas aumentaron de una participación del 15,9% del PIB de la nación, en 2010, al 24,2% en 2019, según datos del Banco de Tailandia.

Todos estos desarrollos resultaron especialmente valiosos cuando comenzó la crisis de Covid-19, a principios de 2020, según el informe.

Al necesitar distribuir ayuda en todo el país mientras se mantenía el distanciamiento social, el gobierno tailandés pudo usar la infraestructura de pago electrónico proporcionada por programas como PromptPay para llevar a cabo sus servicios sociales de manera efectiva.

Utilizando la aplicación de billetera electrónica Pao Tang, los programas de asistencia Rao Chana y Mor 33 Rao Rak Gun proporcionaron pagos mensuales directos a los necesitados durante la pandemia. El programa Co-Pay permitió al gobierno pagar la mitad de las compras realizadas por los usuarios que simplemente tenían que hacer sus pagos a través de la aplicación Pao Tang, que también es compatible con Ying Chai Ying Dai, otro programa del gobierno.

Además, la nueva normalidad del trabajo y el aprendizaje a distancia, la entrega de alimentos y las compras en línea reafirmaron la necesidad de los pagos electrónicos. Los servicios de entrega de alimentos, por ejemplo, proporcionados en Tailandia por operadores como Grab Food, Line Man y Food Panda, vieron un salto masivo una vez que Covid-19 obstaculizó los restaurantes y necesitó una vida sin contacto, con pedidos de alimentos que se dispararon 100-300%, según el informe.

PRIMER UNICORNIO

Las condiciones impuestas por la pandemia incluso jugaron un papel clave en el establecimiento del primer unicornio de Tailandia, el proveedor de servicios de comercio electrónico Flash Group, que anunció en junio de 2021 que había alcanzado una valoración de más de US$1 mil millones, ya que el comercio minorista en línea se disparó debido al Covid-19.

El desarrollo de la economía digital de Tailandia implica la cooperación con socios regionales, y el banco central ha avanzado para establecer acuerdos transfronterizos con sus homólogos en Malasia y Singapur, para facilitar así las transacciones minoristas de pago electrónico para los consumidores y las empresas locales, con sus contrapartes en ambos países.

Además, en una iniciativa con visión de futuro, el Banco de Tailandia ha trabajado desde 2019 en un proyecto de investigación conjunto con la Autoridad Monetaria de Hong Kong sobre el desarrollo de monedas digitales del banco central (CBDC) y tecnología de cadena de bloques.

En términos más generales, la cadena de suministro y el sector de la logística están viendo desarrollos emocionantes en la adopción de blockchain para una mayor transparencia, trazabilidad y automatización en el ciclo de producción. Por ejemplo, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se ha asociado con la firma de tecnología de impacto Diginex Solutions para proteger mejor a los trabajadores migrantes en la industria de la confección de Tailandia utilizando la gestión laboral facilitada por la tecnología blockchain.

En última instancia, esto beneficia a las empresas que buscan mejorar su divulgación de ESG, así como a los inversores que desean construir carteras socialmente responsables, que se sabe que tienen un rendimiento más bajo en el mercado.

Todo combinado, el pago electrónico merece la atención y el apoyo que está recibiendo en Tailandia, ofreciendo facilidad y empoderamiento financiero a las personas y un mundo de potencial para las empresas a nivel nacional y regional, concluyó el informe.

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

close

Hola 👋
Qué bueno que nos visitas

Regístrate para recibir nuestro newsletter cada semana

Lo más reciente de Reportajes